• “Lluvia de arañas” caídas del cielo sorprende a los brasileños
Publicada: sábado, 12 de enero de 2019 15:05
Actualizada: domingo, 13 de enero de 2019 19:34

Los habitantes de la zona rural del estado brasileño de Minas Gerais, se han quedado sorprendidos al ver cientos de arañas cayendo del cielo.

Las condiciones climáticas en el sudeste de Brasil han causado un espectacular (y espeluznante) fenómeno conocido como ‘lluvia de arañas’. En numerosos vídeos y fotos publicados en la red se puede ver a estos insectos 'cayendo del cielo' en masa.

Una de estas escenas viralizadas en Internet fue filmada en la zona rural del municipio de Espírito Santo do Dourado, en el estado de Minas Gerais, por un adolescente de 13 años. João Pedro Martinelli Fonseca relató al medio local Correio Braziliense que se sorprendió al ver desde el auto en el que iba con su familia una gran cantidad de arácnidos. 

“Me quedé muy asustado, pero tomé el celular y lo grabé”, dice el joven autor del vídeo. Por su parte, sus padres han declarado que la cantidad de arañas que cayó del cielo era superior a la que se muestra en el vídeo, formando un “escenario aterrador”.

A pesar de que parece que las arañas caen del cielo, expertos en la materia aseguran que no es así, sino que estos pequeños arácnidos se encuentran suspendidos de una enorme tela de araña entre los árboles.

 

La bióloga Luana Silveira da Rocha Nowicki Varela ha aclarado que los brasileños no deben preocuparte por este fenómeno, puesto que "no hay registros de intoxicación humana a causa del veneno de estas araña".

En concreto se trata de arañas de la especie Parawixia bistriata, que se comporta de manera social y que teje grandes redes imperceptibles para el ojo humano, de manera que parece que los insectos están flotando en el aire.

Durante el día, las arañas anidan en una bola gigante en la vegetación, mientras que por la tarde salen para construir esta tela gigante que cuelga de árboles y arbustos. Cada red puede medir cuatro metros de ancho y tres metros de espesor.

Al amanecer, se alimentan de las presas capturadas durante la noche: insectos e incluso pequeñas aves, antes de retirarse de nuevo a la vegetación. Estas arañas no son venenosas para el ser humano y, de hecho, son beneficiosas, porque regulan la cantidad de moscas y mosquitos de la zona en la que se despliegan.

jrd/nii/

Comentarios