• El presidente chino, Xi Jinping, en una sesión del 20.º Congreso Nacional de Partido Comunista en Pekín, 22 de octubre de 2022. (Foto: Getty Images)
Publicada: sábado, 22 de octubre de 2022 15:42

El Partido Comunista chino integra en sus estatutos el “rol central” en el liderazgo del país de Xi Jinping, quien está a las puertas de un tercer mandato en China.

Al cierre de su congreso de siete días en Pekín, capital de China, el Partido Comunista de China (PCCh, por sus siglas en chino) ha aprobado por unanimidad este sábado una resolución que obliga a todos los miembros del partido a “defender la posición central del camarada Xi Jinping en el Comité Central del Partido y en el Partido en su conjunto”.

El Partido Comunista también ha consagrado por primera vez en sus estatutos su rechazo a la independencia de Taiwán —la isla que China considera parte integrante de su territorio—.

Los cerca de 2300 delegados reunidos en el Gran Salón del Pueblo de Pekín han acordado incluir en la constitución del Partido su resuelta oposición y la disuasión a los separatistas que buscan la independencia de la isla.

Se espera que Xi sea reelegido este domingo como secretario general del partido, lo que será el preludio de un tercer mandato para Xi como presidente durante la reunión anual de la Asamblea Popular Nacional el próximo marzo.

Los miembros del Partido Comunista, además, han elegido a las 200 personas que dirigirán el Comité Central, así como a 170 suplentes, y que estarán al frente del partido durante los próximos cinco años.

 

Xi, a su vez, ha hecho un llamamiento al nuevo Comité Central a seguir “inquebrantablemente” el camino del desarrollo político del socialismo con peculiaridades chinas y a adherirse a “la unidad orgánica del liderazgo del partido”, ha informado la agencia estatal china de noticias Xinhua.

El mandatario chino también ha expresado su disposición para fortalecer la garantía del dominio popular del país desarrollando integralmente la democracia consultiva, así como promoviendo la democracia popular y consolidando un frente único patriótico.

El jefe de Estado, además, ha manifestado su deseo de “desempeñar mejor el papel del Estado de derecho” en la consolidación de los fundamentos, construyendo integralmente un país socialista moderno.

Es más, ha destacado la necesidad de mejorar el sistema de seguridad nacional y la capacidad de mantener la seguridad nacional y el nivel de gobernanza de la seguridad pública.

nkh/hnb