• Un procesador de Yitian 710, desarrollado por la unidad de semiconductores interna de empresa china Alibaba, T-Head.
Publicada: miércoles, 29 de diciembre de 2021 10:09
Actualizada: miércoles, 29 de diciembre de 2021 13:57

China ya ha puesto en marcha su anhelado plan de ser “superpotencia tecnológica” independiente de EE.UU. y Japón, observa un reporte de The Associated Press.

Según un informe publicado el martes por la agencia estadounidense de noticias The Associated Press (AP), el gobernante Partido Comunista de China busca convertirse en una “superpotencia tecnológica” autosuficiente en el marco de la petición anterior del presidente chino, Xi Jinping

De hecho, el líder del gigante asiático subrayó en marzo la necesidad de cristalizarse tal objetivo para proteger la “seguridad económica nacional”, así como convertir a China en “el principal centro científico del mundo”.

En este sentido, Pekín pretende convertir Alibaba, la mayor empresa de comercio electrónico del mundo, en un diseñador de circuitos integrados de ordenadores, informó el medio.

En octubre, la unidad desarrolladora de microchip perteneciente a la compañía china T-Head, presentó su tercer procesador, el Yitian 710, para facilitar el negocio de computación en la nube de Alibaba, señaló el diario, para luego pormenorizar que el gigante chino ha anunciado que por ahora no tiene planes de vender el chip a otros países.

 

Según enumera AP, los chips constituyeron el año pasado la mayor importación del gigante asiático, valorados en más de 300 mil millones de dólares, por lo que Pekín ahora quiere poner fin a esta dependencia tecnológica suya de Estados Unidos, Japón y otros proveedores que los considera como posibles rivales económicos. 

Esta realidad se visualizó más que nunca después de que la primera marca tecnológica global de China, Huawei, se separó de la tecnología estadounidense en 2018 como fruto de las sanciones antichinas de Washington, recuerda el medio.

Además de T-Head, otras marcas tecnológicas Made in China, incluidos el gigante de las redes sociales Tencent y el fabricante de teléfonos inteligentes Xiaomi, también planean invertir miles de millones para respaldar los planes oficiales del Gobierno de Pekín en ámbito de crear energía limpia y otras tecnologías futuristas que puedan construir la riqueza y desarrollar la influencia global de China, concluye al informe.

mdh/mrg