• Edifico principal de la compañía china Semiconductor Manufacturing International Corporation (SMIC) en la ciudad china de Shanghái.
Publicada: domingo, 27 de septiembre de 2020 1:30
Actualizada: domingo, 27 de septiembre de 2020 3:03

Estados Unidos sanciona al mayor fabricante chino de chips de silicio por “riesgo inaceptable” de que este producto sea utilizado con fines militares.

Según ha publicado este sábado el diario británico Reuters, el Departamento de Comercio de Estados Unidos, a través de una carta remitida el viernes a las empresas proveedoras de ciertos equipos a la compañía china Semiconductor Manufacturing International Corporation (SMIC, por sus siglas en inglés), ha declarado obligatoria la solicitud de licencias para sus exportaciones debido a la amenaza de una supuesta fusión de tecnologías civiles y militares.

SMIC, que asegura no haber recibido ninguna notificación oficial sobre restricciones, ha rechazado cualquier vínculo con el sector militar chino. “SMIC reitera que fabrica semiconductores y proporciona servicios únicamente para usuarios y usos finales civiles y comerciales”, ha enfatizado.

El Departamento de Comercio estadounidense ha negado comentar sobre su decisión y se ha limitado a decir que su Oficina de Industria y Seguridad está “constantemente monitoreando y evaluando cualquier amenaza potencial a la seguridad nacional y los intereses de la política exterior de EE.UU.”.

 

Las nuevas restricciones del país norteamericano ponen en riesgo el acceso del mayor fabricante de chips electrónicos de China a los principales software y equipos de chips estadounidenses.

SMIC ya es la segunda mayor empresa tecnológica china que es objeto de las sanciones de EE.UU. después del gigante de las telecomunicaciones Huawei. Esto mientras los fabricantes de semiconductores estadounidenses alertan a la Administración del presidente Donald Trump de que un bloqueo a las compras de China de chips por parte de EE.UU. dañaría a la industria norteamericana, más que al gigante asiático.

China importa alrededor de 300 000 millones de dólares en chips computacionales al año, dado que su propia industria de semiconductores no ha dado resultados óptimos, según un reporte publicado al principio del mes en curso en el medio digital hongkonés Asia Times.

Sin embargo, existen muchas probabilidades de que, para finales de 2021, Huawei sea capaz de producir un conjunto de chips de última tecnología dentro de China, sin que sea necesario el uso de ningún tipo de equipo estadounidense.

China critica la postura hegemónica de Estados Unidos, cuyo objetivo es “reprimir” el crecimiento económico del gigante asiático y su desarrollo científico y tecnológico.

msm/ncl/rba