• El portavoz de la Cancillería china, Wang Wenbin, ofrece un discurso en una rueda de prensa en Pekín, la capital, 9 de noviembre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 12 de noviembre de 2020 19:30

China reclama su soberanía sobre las islas Diaoyu en el mar de la China Oriental e insta a EE.UU. y Japón a no poner en peligro la paz y estabilidad de la región.

“Diaoyu (Senkaku en japonés) y sus islas afiliadas son territorio inherente de China. El Tratado de Cooperación y Seguridad Mutua entre EE.UU. y Japón, producto de la Guerra Fría, no debe socavar los intereses de ningún tercero, y menos aún poner en peligro la paz y la estabilidad regionales”, ha indicado este martes el portavoz de la Cancillería china, Wang Wenbin, en una rueda de prensa.

De este modo, China ha reaccionado a unas declaraciones del primer ministro japonés, Yoshihide Suga, quien ha señalado la misma jornada que el presidente electo de EE.UU., Joe Biden, le ha prometido que Washington ayudará a Japón a defender las islas Diaoyu, como parte del tratado de seguridad entre ambos países, firmado en 1960.

Suga, quien habló en una conversación telefónica con Biden para felicitar personalmente al demócrata su victoria en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, ha anunciado que acordaron cooperar en frentes comunes a nivel internacional.

Esto mientras que China se encuentra entre los países que no ha felicitado a Biden por su victoria, al considerar que aún no se han publicado los resultados oficiales.

 

Las islas, Senkaku, para Japón, o Diaoyu para China, son un grupo de islotes deshabitados ubicados en el extremo occidental de Japón, controlados por Tokio, pero reclamados por Pekín desde finales de la década de 1960.

Esta zona deshabitada tiene en total una superficie de unos siete kilómetros cuadrados, pero algunos expertos sostienen que podrían albergar importantes recursos marinos y energéticos.

La tensión entre China y Japón se agravó a principios de 2017, cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, intervino en el caso y expresó el apoyo de su país a Japón en el marco de un polémico pacto bilateral de cooperación de defensa.

Por su parte, Pekín reclama su derecho soberano sobre las islas Diaoyu, e insta a Japón a no provocar “tensión artificial” en torno a estos disputados islotes.

nkh/ktg/rba