• Empleado sanitario verifica temperatura de pasajeros de un vuelo con destino a Pekín, aeropuerto de Barajas, Madrid, 20 de junio de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 4 de julio de 2020 15:55

China insiste que las investigaciones sobre los orígenes de la COVID-19 deberían mirar más allá de sus fronteras, señala a España como fuente alternativa.

Según ha recogido el viernes el diario británico The Telegraph, los funcionarios y expertos chinos declararon que cualquier investigación sobre los orígenes del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, no debe limitarse a China, al respecto, exigieron que España fuera considerada como una de las fuentes posibles de propagación del virus.

Eso se produjo después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciara la semana pasada que planea enviar una delegación a China que tiene como objetivo establecer una plataforma para rastrear el surgimiento de la crisis sanitaria, una solicitud que Pekín la ha aceptado.

Existe un consenso entre los expertos de que una comprensión más clara de dónde proviene el virus es vital para evitar brotes futuros, al respecto, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, enfatizó también que conocer la fuente del virus tiene mayor relevancia, subrayando que podemos combatir el virus letal “cuando sabemos todo sobre el virus, incluyendo cómo comenzó”.

 

En este sentido, Zeng Guang, el epidemiólogo chino y supervisor de doctorado en el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades, destacó que “no importa con qué país comience el trabajo de identificación científica, siempre que involucre a todos los países relacionados y se lleve a cabo de manera justa”.

Wang Guangfa, uno de los principales asesores de la Salud del Gobierno chino, se refirió a las investigaciones realizadas en la Universidad de Barcelona (UB), España, en junio pasado, en las que detectaron la presencia de la COVID-19 en muestras de aguas residuales en el país europeo, el 12 de marzo de 2019, un año antes de declararse la pandemia a nivel mundial, enfatizando que la OMS debería ir a España.

La UB informó el 27 de junio pasado, que los estudios analizaron muestras obtenidas de dos plantas de tratamiento de aguas residenciales de esta ciudad europea; “los niveles del genoma del SARS-CoV-2 (COVID-19) coincidieron claramente con la evolución de los casos de COVID-19 en la población”, expresó Albert Bosch, catedrático de la Facultad de Biología de la UB y coordinador del trabajo.

Las autoridades estadounidenses, especialmente el presidente de EE.UU., Donald Trump, llaman al virus como chino mientras que Pekín ha refutado una y otra vez las acusaciones infundadas de Washington que señala al laboratorio de Wuhan como el lugar donde fue creado la COVID-19.

nsr/rha/mkh/hnb