• El portavoz de la Cancillería china, Lu Kang, habla en una rueda de prensa desde Pekín, la capital.
Publicada: miércoles, 23 de mayo de 2018 1:25
Actualizada: miércoles, 23 de mayo de 2018 7:22

A China no le importan nada las sanciones establecidas por Estados Unidos contra Venezuela, endurecidas tras la victoria de Nicolás Maduro en los comicios presidenciales del país bolivariano, y seguirá sus cooperaciones económicas con Caracas, asegura un portavoz de la Cancillería china.

“China desarrolla relaciones normales con otros países en el mundo, incluida la cooperación normal. Creo que otros países no deberían hacer comentarios irresponsables sobre esto”, ha enfatizado el martes el portavoz del Ministerio chino de Exteriores, Lu Kang.

Con estas palabras respondió el funcionario chino al ser consultado sobre la posición de Pekín sobre los nuevos embargos impuestos el domingo por Washington al Gobierno venezolano, después de que Maduro fuera reelegido como presidente de Venezuela en unas elecciones que EE.UU. cataloga de “fraudulentas”.

Todo ello pese a que la agencia británica de noticias Reuters, citando de manera anónima a un funcionario de la Casa Blanca, informó de que la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, había realizado “discusiones muy concretas” con Pekín y Moscú sobre la concesión de nuevos créditos al Gobierno venezolano.

El gigante asiático, matizó el portavoz chino, no acepta injerencias estadounidenses sobre sus lazos con Venezuela. Nosotros creemos que Washington y Caracas deben resolver sus problemas mediante el diálogo, agregó.

China desarrolla relaciones normales con otros países en el mundo, incluida la cooperación normal. Creo que otros países no deberían hacer comentarios irresponsables sobre esto”, ha enfatizado el portavoz del Ministerio chino de Exteriores, Lu Kang.

 

El inquilino de la Casa Blanca amplió el domingo las sanciones contra Venezuela con un decreto ejecutivo que prohíbe toda transacción económica con los organismos públicos venezolanos, incluida la compañía estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), también prometió aplicar en “breve” otras acciones punitivas contra el país latinoamericano.

La medida estadounidense se produjo en respuesta a la victoria de Maduro —con el 67,7 % de los votos— en las elecciones en Venezuela, resultado que Washington no reconoce. En contraste con esta postura, China y Rusia han saludado la reelección de Maduro y han llamado a respetar la voluntad de la nación venezolana, expresada mediante unas elecciones.

mnz/hnb/nii/

Comentarios