• El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro.
Publicada: miércoles, 31 de octubre de 2018 7:37
Actualizada: miércoles, 31 de octubre de 2018 9:13

Jair Bolsonaro arremetió contra el diario más vendido de Brasil y lo acusa de ser falaz en denuncias de corrupción y desvío de dinero público en su contra.

El presidente electo de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, amenazó el lunes con retirarle publicidad oficial al diario Folha de Sao Paulo, el más vendido e influyente del país, bajo la acusación de que mintió con denuncias de corrupción y desvío de dinero público en su contra.

“No quiero que Folha cierre, pero en lo que a mí concierne, el medio que se comporte en forma indigna no tendrá recursos del Gobierno federal, pero Folha por sí solo se destruyó”, manifestó el flamante mandatario durante una entrevista con la TV Globo.

Bolsonaro, considerado un peligro para la prensa por Reporteros sin Fronteras (RSF), se mostró irritado con el diario por considerar que mintió cuando publicó que empresarios amigos suyos violaron la ley electoral al financiar ilegalmente “fake news” (noticias falsas) contra su rival electoral del Partido de los Trabajadores (PT) Fernando Haddad, en la campaña del balotaje.

Según un reportaje del diario Folha de Sao Paulo, diferentes empresas pactaron para difundir en masa ‘fake-news’ por la red de mensajería instantánea WhatsApp contra el candidato del PT y favorecer a Bolsonaro. 

“Por sí solo, ese diario se acabó. Ya no tiene ningún prestigio. Casi todas las ‘fake news’ que circularon contra mí partieron de Folha de Sao Paulo, inclusive la última nota, según la cual yo habría contratado empresas fuera de Brasil, vía empresarios de aquí, para desparramar mentiras sobre el PT. Una gran mentira”, dijo el presidente electo.

No quiero que Folha cierre, pero en lo que a mí concierne, el medio que se comporte en forma indigna no tendrá recursos del Gobierno federal, pero Folha por sí solo se destruyó”, manifestó el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro.

 

Los periodistas del diario Folha de Sao Paulo, del periódico O Povo y del Canal Verdes Mares, fueron agredidos e insultados por partidarios del presidente electo. RSF se puso en contacto con otros corresponsales de la prensa internacional y un equipo del canal France24, quienes recibieron un tratamiento similar y fueron invitados a “volverse a su país”.

En otra parte de su entrevista, Bolsonaro también anunció que el único canal público de televisión abierta del Estado nacional brasileño no continuará. Se trata del canal público TV Brasil, creado en el gobierno del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. “TV Brasil se venderá o extinguirá”, dijo, argumentando que cuesta unos 300 millones de dólares al año.

Durante su ronda de entrevista televisiva, elogió al canal Record, que no ocultó su preferencia por Bolsonaro, por “mostrar un periodismo neutral”.

lvs/ktg/msf

Comentarios