• Arce celebra victoria con ritual andino en bastión de Evo en Bolivia
Publicada: domingo, 25 de octubre de 2020 14:13
Actualizada: miércoles, 28 de octubre de 2020 15:53

Con flores y ritos aymaras, miles de partidarios de Evo Morales celebraron, en El Alto, la victoria del candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce.

Un día después de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) declarara a Arce presidente electo, miles de personas que apoyan al MAS, el partido del depuesto presidente boliviano, Evo Morales, recibieron el sábado, en la ciudad de El Alto, feudo de Morales, a su heredero político, al que acompañaba su vicepresidente, David Choquehuanca.

El órgano electoral boliviano, tras dar a conocer el viernes los resultados finales de las elecciones de 2020, proclamó al binomio del MAS, con el 55,10 % de los votos, ganador, y afirmó que Arce asumirá el cargo el próximo 8 de noviembre.

Festejamos el triunfo de la democracia, la libertad y la paz”, escribió Arce en su cuenta de Twitter. Por su parte, la presidenta del Senado, Eva Copa, que dejará el cargo unos días antes de la toma de posesión de Arce, dijo a los medios que “nuevamente somos más y vamos a gobernar para todos y por todos los bolivianos”.

 

Arce, que desempeñó el cargo de ministro de Economía durante los tres mandatos de Morales (2006-2019), tiene planeado devolver al país la bonanza económica de la que gozaba antes de la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

Por tanto, deberá enfrentar una economía duramente golpeada por la crisis sanitaria, con una contracción prevista del Producto Interno Bruto (PIB) del 6,2 % en 2020.

Bolivia consiguió un amplio éxito económico en la región cuando Morales dirigía las riendas del país. No obstante, tras el golpe de Estado de 2019, orquestado por la oposición, con el respaldo de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y EE.UU., los bolivianos atraviesan una crisis económica agravada por la pandemia y el mal manejo de la misma por parte del gobierno de facto de Jeanine Áñez, quien se autoproclamó presidenta después de que Morales renunciara a la Presidencia del país.

Con la asunción de Arce del poder se pone fin al gobierno de facto, que ha regido Bolivia cerca de un año.

mrp/anz/nsr/mjs