• Miembros de las FF.AA. bolivianas se enfrentan a los partidarios del dimisionario presidente boliviano, Evo Morales, en La Paz, la capital administrativa, 14 de noviembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 19 de noviembre de 2019 16:01
Actualizada: martes, 19 de noviembre de 2019 17:33

El gobierno de facto de Bolivia aprueba un gasto de 5 millones de dólares para equipar a las Fuerzas Armadas durante las acciones para reprimir a los manifestantes.

“Se autoriza al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas a través del Tesoro General de la Nación, a realizar la asignación presupuestaria de recursos adicionales por un monto de Bs 34 796 098, a favor del Ministerio de Defensa, destinados al equipamiento de las Fuerzas Armadas”, apunta el decreto número 4082, aprobado el pasado viernes y recogido el lunes por medios locales.

La resolución fue revelada por la exembajadora de Bolivia en Cuba Ariana Campero, y luego confirmada por medios locales, que señalaron que había sido publicada en la Gaceta Oficial, un órgano de circulación restringida, en su edición del mismo viernes.

El referido decreto, rubricado por la autoproclamada presidenta interina, Jeanine Áñez, y sus 17 ministros de Estado, aprueba la asignación de 34,7 millones de bolivianos (unos 5 millones de dólares) para mejorar el “equipamiento” de las Fuerzas Armadas, y complementa al decreto número 4078, firmado el jueves, en el que se exime de toda “responsabilidad penal” a las fuerzas de seguridad del país por delitos cometidos en operativos militares durante las marchas.

LEER MÁS: Causa ira decreto de Áñez a militares para reprimir protestas

Se autoriza al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas a través del Tesoro General de la Nación, a realizar la asignación presupuestaria de recursos adicionales por un monto de Bs 34 796 098, a favor del Ministerio de Defensa, destinados al equipamiento de las Fuerzas Armadas”, apunta el decreto número 4082 aprobado por la autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez.

 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) calificó de “grave” el contenido de esa norma. “(El documento) desconoce los estándares internacionales de derechos humanos y por su estilo estimula la represión violenta”, afirmó la organización.

LEER MÁS: CIDH condena “masacre policial” de seguidores de Morales

El anuncio se publicó mientras que organizaciones indígenas han salido a las calles, en masivas protestas, para demandar la renuncia de la presidenta de facto, el regreso del dimisionario presidente boliviano, Evo Morales, al poder, unas elecciones generales y también el restablecimiento del hilo constitucional.

Además, expresan su indignación por la quema de whipalas, la bandera de los pueblos originarios, y la represión ejercida por las Fuerzas Armadas en varios puntos del país andino.

Parlamentarios del MAS (Movimiento al Socialismo), partido liderado por Morales, han aplazado una sesión programada en la Cámara de Diputados para el próximo martes debido a la falta de acuerdo con los opositores sobre el adelanto de las elecciones generales.

LEER MÁS: Gobierno de facto boliviano persigue a diputados del MAS de Morales

Desde la renuncia de Morales el 10 de noviembre y la autoproclamación del gobierno de facto por la oposición, las Fuerzas Armadas han reprimido con brutalidad las manifestaciones antigubernamentales, una contención que se ha saldado con más de 20 muertos y al menos 115 heridos entre los indignados, según varias fuentes.

LEER MÁS: Policía reprime a bolivianos que piden renuncia de los golpistas

nkh/anz/rba

Comentarios