• La fachada del Ministerio de Justicia de Baréin, en Manama (la capital).
Publicada: miércoles, 17 de abril de 2019 14:57

Un tribunal del régimen de los Al Jalifa ha condenado a cárcel y ha retirado la nacionalidad a 139 activistas bareiníes por cargos de “terrorismo”.

El Ministerio Público de Baréin confirmó ayer martes la condena a cadena perpetua de 69 de los sospechosos por el Tribunal Penal Supremo del reino árabe, mientras el resto de sentencias varían entre 3 y 25 años de prisión.

Todos los imputados habían sido acusados de cooperar con “organizaciones terroristas” y formar una célula de “terrorismo” que, según el tribunal baréiní, tiene vínculos con el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI).

La corte ha revocado además la nacionalidad a todos los juzgados menos uno, 138 personas, medida que junto a las demás ha sido condenada de modo enérgico por varios organismos pro derechos humanos.

Por ejemplo, el Instituto para los Derechos y la Democracia en Baréin (BIRD, por su acrónimo en inglés), con sede en el Reino Unido, tachó ayer martes de “muy injusto” el proceso contra los activistas antigubernamentales y acusó al Gobierno de Manama de utilizar la retirada de la ciudadanía como “herramienta de represión”.

Un juicio en masa no puede generar un resultado justo. Hacer que las personas sean apátridas en un juicio en masa es una clara violación del derecho internacional. Este es el peor veredicto registrado desde 2012”, comentó director del Instituto para los Derechos y la Democracia en Baréin, Seyed Ahmed Alwadaei.

 

“Un juicio en masa no puede generar un resultado justo. Hacer que las personas sean apátridas en un juicio en masa es una clara violación del derecho internacional. Este es el peor veredicto registrado desde 2012”, declaró el director del BIRD, Seyed Ahmed Alwadaei, antes de agregar que los tribunales bareiníes han retirado la ciudadanía, con la cifra del martes, a 990 personas, un tercio de ellas este mismo año.

Por su parte, la directora en la región de Amnistía Internacional (AI), Lynn Maalouf, ha denunciado que con estas sentencias “las autoridades de Baréin han demostrado de nuevo su completa indiferencia hacia las reglas judiciales internacionales”, según recoge un comunicado.

Varios activistas y organizaciones pro derechos humanos acusan a Manama de tratar de silenciar toda voz disidente desde la revuelta de 2011, brutalmente reprimida con la ayuda e intervención del Ejército de Arabia Saudí.

myd/mla/krd/rba