• Los clérigos chiíes de Baréin asisten a una protesta contra la revocación de la ciudadanía del sheij Isa Ahmad Qasem.
Publicada: domingo, 17 de junio de 2018 8:22
Actualizada: domingo, 17 de junio de 2018 18:20

El principal partido opositor de Baréin, Al-Wefaq, denuncia la presión ‘sistemática’ ejercida por el régimen de Manama contra los clérigos chiíes.

“Más de 347 clérigos chiíes están sometidos a presiones sistemáticas, incluidas la detención arbitraria, la tortura, la cadena perpetua, la revocación de la ciudadanía y la expulsión forzada”, ha denunciado Al-Wefaq —disuelto en julio de 2016 por un tribunal bareiní— por medio de un comunicado publicado el jueves.

La nota alude al acto de las fuerzas de seguridad bareiníes de convocar a más de 156 clérigos chiíes a los centros de interrogación “por sus enfoques ideológicos y perspectivas políticas”. De estos 156, “99 han sido detenidos”, apostilla.

El partido opositor agregó que para más de 50 comunidades religiosas, se emitieron crueles condenas de muerte y condenas a cadena perpetua, además de ordenarse la revocación de la ciudadanía y el pago de fianza en efectivo.

 

“En total tres clérigos han sido condenados a muerte y ocho a cadena perpetua, mientras a 19 se les ha retirado la ciudadanía, entre ellos, el sheij Isa Ahmad Qasem, el sheij Mohamad Sanad y el sheij Husein Neyati”, precisa el texto.

Baréin ha adoptado similares medidas contra los activistas. Al mismo respecto, las organizaciones pro derechos humanos acusan al régimen de los Al Jalifa de tratar de silenciar cualquier voz disidente desde la revuelta de 2011, brutalmente reprimida con la ayuda y la intervención del Ejército de Arabia Saudí.

La organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) ha denunciado, en múltiples ocasiones, las medidas represivas del régimen de Bahréin contra los disidentes, mientras que Amnistía Internacional (AI) ha advertido de los “ataques vergonzoso a la libertad de expresión” en el país.

tqi/ctl/msf