• El canciller argentino, Felipe Solá, habla ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, 1 de septiembre de 2021.
Publicada: jueves, 2 de septiembre de 2021 10:10
Actualizada: jueves, 2 de septiembre de 2021 11:08

Argentina considera “una vocación expansiva” la decisión de Chile de ampliar su plataforma continental en una zona que se superpone con los límites argentinos.

En un discurso presentado el miércoles ante el Senado, el canciller argentino, Felipe Solá, declaró que se trata de 5000 kilómetros cuadrados de plataforma continental, “inobjetables de Argentina”, y 25 000 kilómetros cuadrados de lecho y subsuelo marino que Chile busca apropiarse.

Solá explicó que el Gobierno argentino presentó ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental el límite exterior de la plataforma continental argentina y reiteró que esa presentación se ajustó “en todo” al Tratado de Paz y Amistad de 1984 y fue aprobada sin cuestionamientos por la Comisión de conformidad con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

De este modo, agregó que Chile, entre 1984 y 2020, dispuso de numerosas oportunidades para expresar su desacuerdo, pero “en ningún momento” lo hizo.

 

La aspiración de Chile contradice la letra y el espíritu del Tratado de Paz y Amistad de 1984 y manifiesta una vocación expansiva que la Argentina rechaza”, denunció.

La zona más austral de la Patagonia chileno-argentina es la puerta a la Antártida, donde tanto Chile, como Argentina y el Reino Unido tienen reclamos territoriales que también se superponen. Para los argentinos, además, es el acceso a las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, en conflicto de soberanía con los británicos.

Mientras Argentina enfatiza que el límite exterior de la plataforma continental establecido mediante una ley aprobada en agosto de 2020 por el Congreso, el Gobierno chileno asevera que en reiteradas oportunidades cuestionó la presentación argentina.

Las disputas entre los dos vecinos se avivaron después de que el presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunciara a través de dos decretos emitidos el 23 de agosto su decisión de apropiarse de parte de la plataforma continental argentina.

msm/hnb