• El rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud (izda.), y el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, en un acto en Riad.
Publicada: domingo, 8 de marzo de 2020 0:26
Actualizada: domingo, 8 de marzo de 2020 3:02

La orden de Bin Salman para detener príncipes de la monarquía saudí abre la teoría de la muerte del rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud.

El rey ha muerto o está a punto de morir (…) el personal de la corte real, el palacio y la guardia de Arabia Saudí han sido informados de que no se puede contactar con el monarca por razones de salud”, ha dicho el famoso activista político saudí, que usa el seudónimo “Muytahid”, en un mensaje publicado este sábado en su cuenta de Twitter.

El diario estadounidense Wall Street Journal informó el viernes que el príncipe heredero saudí, Muhamad Bin Salman, había ordenado la detención de tres cargos influyentes de la familia real; una medida que bloquea a los posibles rivales de cara al trono.

Entre los detenidos, se encuentran el príncipe Ahmad bin Abdulaziz, único hermano vivo del rey saudí, así como Muhamad Bin Nayef, sobrino del monarca y ex príncipe heredo del reino árabe. Según los informes, estos dos podrían ser condenados a cadena perpetua o la pena capital por cargos de “traición” y “intento de golpe de Estado”.

El citado activista, no obstante, ha descartado las cifras anunciadas por el diario estadounidense y ha asegurado que decenas de miembros de la monarquía de los Al Saud han sido detenidos en los últimos días por orden de Bin Salman.

Según Muytahid, Bin Salman tiene la intención de anunciar una declaración atribuida a su padre en relación con su renuncia y el nombramiento de su hijo como el monarca saudí. “¿Qué le pasó al rey? Lo anunciaría pronto”, se lee en el mensaje publicado en Twitter.

 

Según las especulaciones, las nuevas detenciones ayudan a Bin Salman a consolidarse más en el poder, mientras algunos miembros de la familia gobernante están tratando de cambiar la disposición de heredar el trono.

Desde la llegada al poder del rey Salman, su hijo Muhamad se ha convertido en un hombre poderoso tras ser nombrado príncipe heredero, pese a las severas críticas de otros príncipes.

Las críticas aumentaron cuando un gran número de príncipes saudíes fue detenido en el marco de una “campaña anticorrupción” encabezada por Bin Salman, considerada por los analistas como una “purga” política.

Bin Salman es criticado también por la violenta agresión saudí a Yemen y por tanto de la muerte de miles de personas y de una crisis humanitaria sin precedentes, también está involucrado en el brutal asesinato del Jamal Khashoggi, prominente periodista crítico con la monarquía de los Al Saud.

myd/ncl/rba