• La bandera de Arabia Saudí ondea cerca de una cámara de seguridad en la parte superior del consulado saudí en Estambul (Turquía), 13 de octubre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 14 de octubre de 2018 13:57

Arabia Saudí ha amenazado con responder con “grandes acciones” a las medidas en su contra por la desaparición del incisivo periodista saudí Yamal Jashoggi.

Después de que muchos países, incluso el principal aliado de Arabia Saudí, EE.UU., amenazaran con tomar medidas en su contra por el caso del periodista desaparecido, una fuente oficial saudí, citada este domingo por la agencia saudí oficial de noticias, SPAha dicho que Riad rechaza rotundamente las amenazas de sanciones y tomará medidas apropiadas en caso de que le sean impuestas.

“El reino afirma su total rechazo a cualquier amenaza, ya sea mediante la imposición de sanciones económicas, usando presiones políticas o repitiendo falsas acusaciones. (…) Si es blanco de alguna acción, responderá con grandes acciones”, ha comunicado la fuente.

Además, ha dicho que las “falsas acusaciones” no socavarán a la monarquía árabe ni su posición en la comunidad internacional, y ha afirmado que la economía de Arabia Saudí “juega un papel vital en la economía global” por sus reservas de gas y petróleo.

La fuente también ha señalado que al reino árabe no le importa la presión ni las circunstancias que se den.

El reino afirma su total rechazo a cualquier amenaza, ya sea mediante la imposición de sanciones económicas, usando presiones políticas o repitiendo falsas acusaciones. (…) Si es blanco de alguna acción, responderá con grandes acciones”, dice una fuente oficial de Arabia Saudí.

Estos hechos se producen después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, asegurara el jueves que si se confirma la responsabilidad de Riad en la desaparición de Jashoggi, infligirá un “severo castigo” a Arabia Saudí.

Jashoggi, columnista del diario estadounidense The Washington Post, acudió el pasado 2 de octubre a la sede consular saudí en Estambul (Turquía) y desde entonces no se sabe nada de él.

Aunque el régimen saudí dice que Jashoggi abandonó sus instalaciones ese mismo día, las autoridades turcas insisten en que disponen de pruebas que demuestran que el periodista fue torturado, y luego asesinado y descuartizado, mientras que también acusan a Arabia Saudí de no cooperar con los equipos de investigación turcos.

La desaparición de Jashoggi y los informes sobre su supuesto asesinato han provocado altas presiones por parte de la comunidad internacional contra la monarquía saudí, que tiene tras de sí un negro historial del uso de la tortura, la detención y la ejecución de activistas opositores.

ftn/anz/rba/hnb

Comentarios