• El candidato a la Presencia de EE.UU. Joseph Biden habla en una campaña electoral, Iowa, 1 de mayo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 2 de mayo de 2019 1:56

El candidato a la Presidencia de EE.UU. Joseph Biden expresa su primera postura clave en política exterior y pide el fin del apoyo a la agresión saudí a Yemen.

Biden, uno de los demócratas favoritos en la carrera a la Presidencia estadounidense para 2020, ha pedido el cese de la asistencia de EE.UU. a Arabia Saudí para que esta no pueda continuar la agresión que comenzó en marzo de 2015 contra el país más pobre del mundo árabe.

“Biden cree que ya ha llegado la hora de que EE.UU. ponga fin al apoyo que brinda a la guerra en Yemen y cancele el cheque en blanco que ha dado la Administración de Trump a Arabia Saudí para su conducta en la guerra” contra Yemen, ha indicado este miércoles Andrew Bates, portavoz de la campaña electoral de Biden, al diario local The Washington Post.

En alusión a la decisión del actual mandatario de EE.UU., Donald Trump, de vetar el 16 de abril una resolución aprobada por el Senado y el Congreso que insistía en poner fin a la guerra saudí, Bates ha hecho notar que el aspirante a la Presidencia estadounidense pretende “urgir al Congreso a que anule el veto del presidente”.

El Congreso, según lo previsto, votará el jueves anular o no el veto de Trump a la resolución en cuestión, que obligaba a la Casa Blanca a retirar a las fuerzas estadounidenses de la ofensiva a Yemen dentro de 30 días.

Biden cree que ya ha llegado la hora de que EE.UU. ponga fin al apoyo que brinda a la guerra en Yemen y cancele el cheque en blanco que ha dado la Administración de Trump a Arabia Saudí para su conducta en la guerra” contra Yemen, ha indicado Andrew Bates, portavoz de la campaña electoral de Joseph Biden.

 

Sobre el brutal asesinato del periodista opositor saudí Jamal Khashoggi, Biden también ha adoptado una postura que se contrapone a la del mandatario republicano y ha afirmado que Arabia Saudí tendrá que rendir cuentas por el horrendo asesinato si se prueba su implicación en los hechos ocurridos en octubre de 2018 en el consulado saudí en Estambul, Turquía.

Tal postura ha colocado al que fuera vicepresidente durante la gestión del expresidente Barack Obama (2009-2017) en las filas de los que se oponen a que continúe el respaldo multilateral de Washington a los Al Saud.

Además de Biden, otros demócratas también aspirantes a la Presidencia de EE.UU., como la senadora Elizabeth Warren y el senador Bernie Sanders, han criticado duramente las políticas de la Casa Blanca, incluidos sus lazos con Arabia Saudí.

Los apoyos logísticos y armamentísticos de Washington a Riad han provocado críticas a nivel nacional e internacional, ya que la intervención militar en Yemen ha sumido a los yemeníes en una catástrofe que ha dejado más de 60 000 civiles muertos, y dañado las infraestructuras clave del país, como el sector eléctrico, los hospitales y las fábricas.

ask/anz/mtk/rba