• Abdel Mohsen bin Walid bin Abdulaziz Al Saud, el príncipe saudí que fue detenido por la Policía libanesa por tratar de transportar dos toneladas de drogas.
Publicada: sábado, 20 de febrero de 2016 18:28

Un activista saudí ha revelado este sábado la verdadera razón de que Arabia Saudí haya decidido suspender su multimillonaria ayuda militar a El Líbano.

Según argumenta el prominente activista político saudí de sobrenombre “Mujtahid”, Riad cortó su apoyo de 3000 millones de dólares a El Líbano, después de que el Gobierno de Beirut se negara a liberar a Abdel Mohsen bin Walid bin Abdulaziz Al Saud, un príncipe saudí de 35 años, detenido el 26 de octubre de 2015 en el aeropuerto internacional Rafiq al-Hariri por tratar de introducir cerca de dos toneladas de droga en Arabia Saudí.

Este príncipe saudí que, según Mujtahid, probablemente pertenece a la monarquía de los Al Saud, estaba tratando de transportar la mencionada cantidad de droga en su avión privado e intentaba llevar a territorio saudí las conocidas píldoras de Captagon, usadas por los terroristas en Irak y Siria con frecuencia, dado que aumentan la autoestima y la concentración, además de reducir significativamente la percepción del dolor.

El activista ha asegurado que la repentina retirada de la ayuda militar saudí no tiene nada que ver con las posturas de Beirut sobre el asalto a la embajada saudí en Irán o con el apoyo libanés al Gobierno sirio, afirma que tiene que ver con la negativa de El Líbano a liberar al mencionado príncipe saudí.

Píldoras de Captagon.

 

Durante las negociaciones, afirma, los saudíes habían aceptado las condiciones planteadas por el Gobierno libanés y el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), pero luego optaron por rechazarlas con razones inopinadas.

Nada más anunciarse el cese del apoyo militar saudí a El Líbano, el ministro de Defensa libanés, Samir Moqbel, expresó su esperanza de que Irán vuelva a ofrecer ayuda militar a Beirut.

En octubre de 2014, Irán anunció su disposición para facilitar a El Líbano un paquete de ayuda, que incluía varios equipos militares sofisticados, pero las autoridades libanesas, presionadas por EE.UU. y Arabia Saudíoptaron por no aceptar la oferta de Teherán.

Soldados del Ejército libanés.

 

hgn/nii/

Comentarios