• Dron de EE.UU. modelo MQ-9 Reaper realizando ataque en Afganistán
Publicada: sábado, 18 de abril de 2015 17:03
Actualizada: sábado, 18 de abril de 2015 17:40

Estados Unidos lleva a cabo sus controvertidos ataques con aviones no tripulados (drones) en Oriente Medio y África desde una base militar ubicada en Alemania, revela el semanario germano ‘Der Spiegel’.

Casi todos los ataques perpetrados por los llamados ‘drones asesinos’ son coordinados desde la base aérea norteamericana de Ramstein, en el suroeste de Alemania.

La revista ha asegurado este sábado haber tenido acceso, junto al portal de Internet The Intercept, a documentos confidenciales que ponen en evidencia que casi todos los ataques perpetrados por los llamados ‘drones asesinos’ son coordinados desde la base aérea norteamericana de Ramstein, en el suroeste de Alemania.

De acuerdo con la publicación, esta información puede suponer un fuerte mazazo para la canciller alemana, Angela Merkel, porque en ese caso Berlín comparte la responsabilidad con EE.UU. en el asesinato de civiles durante los ataques con drones en el Oriente Medio y otras regiones.

Base Aérea de Ramstein, Alemania.

“De Ramstein sale la señal que ordena a los drones lo que tienen que hacer”. 

 

Esta base, localizada en el estado federal Renania Palatinado, es el cuartel general de las fuerzas aéreas norteamericanas en Europa. “De Ramstein sale la señal que ordena a los drones lo que tienen que hacer”, precisa el semanario.

Ramstein es la mayor base militar de Estados Unidos fuera del país y es conocida como centro de transporte para las tropas estadounidenses de camino hacia el Oriente Medio.

Sin embargo, los documentos secretos de julio de 2012 a los que ha tenido acceso la prensa indican que es utilizada para dirigir los ataques con aviones teledirigidos en Oriente Medio.

Sala de control de drones en la Base de la Fuerza Aérea de Creech, en el estado estadounidense de Nevada.

“Sin Alemania no sería posible la guerra de drones de los militares estadounidenses”.

 

Hace un año distintos informes sostenían que la base jugaba un rol crucial en las ofensivas con drones. “Sin Alemania no sería posible la guerra de drones de los militares estadounidenses”, confirmó a medios alemanes el entonces piloto de drones Brandon Bryant.

Incluso el año pasado, el Gobierno alemán fue demandado por tres ciudadanos de Yemen, que perdieron a sus familiares en 2012, en un ataque con drones norteamericanos, dirigidos desde el centro de operaciones de Ramstein.

Los ataques de drones estadounidenses han dejado miles de muertos en países como Paquistán, Afganistán, Irak, Yemen y Somalia. Los últimos datos indican que los civiles son las principales víctimas de dichas razias.

mrk/nii/

Comentarios