• Tanque del Ejército de Turquía, desplegado a lo largo de la frontera con Siria, 4 de septiembre de 2016.
Publicada: viernes, 17 de febrero de 2017 19:12
Actualizada: sábado, 18 de febrero de 2017 1:20

Siria anuncia que tropas turcas han penetrado en la provincia de Al-Hasaka y han establecido una base militar en la provincia de Alepo.

La Cancillería siria ha denunciado hoy viernes en sendas cartas dirigidas al secretario general de las Naciones Unidas y al presidente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) que el Ejército turco entró la víspera en territorio sirio con maquinaria pesada en una zona cercana a la localidad de Al-Jawadip, en Al-Hasaka (noreste), donde comenzó a cavar una trinchera hacia los pueblos de Deir Ghosn y Bab Salomón, además de colocar montones de grava para construir un muro de separación.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Siria protesta enérgicamente en las cartas contra las graves violaciones y los repetidos ataques turcos a la soberanía e integridad territorial del país.

A continuación, subraya que las autoridades turcas han establecido recientemente en el norte de la ciudad de Tal Rifaat, en la provincia norteña de Alepo, una base militar que incluye almacenes de munición y sedes para oficiales y soldados turcos, así como puestos de los terroristas.

Turquía lleva a cabo en el norte de Siria la operación militar Escudo del Éufrates con el pretexto de luchar contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) y los combatientes kurdos. Damasco ha repetido en reiteradas ocasiones que las actividades militares de Turquía en su territorio son una flagrante infracción de su soberanía nacional.

 

La agresión militar de Turquía a Siria ha dejado muchas bajas. Al menos nueve civiles sirios, entre ellos tres mujeres, han muerto hoy mismo a consecuencia de nuevos ataques aéreos de aviones de guerra de Turquía en la ciudad siria noroccidental de Al-Bab.

La ciudad de Al-Bab tiene importancia estratégica crucial para Turquía, ya que por un lado es una vía de entrada hacia la ciudad norteña de Alepo, la capital industrial y comercial de Siria, y por otro es la entrada a un cantón kurdo sirio controlado por grupos considerados “terroristas” por Ankara y blanco de frecuentes ataques.

alg/mla/snr/nal

Commentarios