• EE.UU. suministra apoyos a los kurdos iraquíes.
Publicada: lunes, 12 de junio de 2017 6:00

La región semiautónoma del Kurdistán de Irak pretende hacerse con la independencia ‎con el apoyo del presidente de EE.UU., Donald Trump, según fuentes israelíes.‎

“El presidente Barzani cree en que con Trump a la cabeza del Gobierno de EE.UU. su plan independentista puede triunfar”, dijo el domingo el exministro israelí del interior Gideon Sa’ar.

En declaraciones sobre los esfuerzos del presidente de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, para lograr la independencia de esa zona del Gobierno central de Irak, el funcionario israelí consideró que “todo se enraíza en el apoyo de EE.UU.”.

A este respecto, destacó que “las regiones controladas por los kurdos podrán ser las más seguras para EE.UU. en todo el Oriente Medio” y por tanto la Administración de Washington debe respaldar plenamente tal iniciativa.

El presidente Barzani cree en que con Trump a la cabeza del Gobierno de EE.UU. su plan independentista puede triunfar”, según el exministro israelí del interior Gideon Sa’ar.

 

Seguidamente, indicó que el régimen de Tel Aviv también tendría que hacer lo mismo y “reconocer el estado de Kurdistán”, ya que los kurdos, como los israelíes, son una minoría en la región del Oriente Medio.

“(Los kurdos) han demostrado durante décadas ser un socio estratégico y confiable para nosotros”, añadió al respecto, para después abogar por el reconocimiento del “estado de Kurdistán” a nivel internacional.

Los kurdos iraquíes, azuzados por EE.UU. y ciertos países de la región, planean independizarse del Gobierno central de Bagdad y formar su propio estado, y para ello han convocado un referéndum para el próximo 25 de septiembre.

No obstante, las autoridades iraquíes han precisado que no es momento de planear tales cuestiones, pues el país se encuentra en medio de una compleja guerra contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en la que también participan las fuerzas kurdas (los Peshmerga).

Los otros países vecinos, a su vez, han advertido de las graves consecuencias políticas, económicas y sociales, no solo para Irak y los kurdos, sino para toda la región del Oriente Medio, de la eventual independencia kurda, pues favorece los intereses de los enemigos

tas/nii/

Commentarios