• Varios miembros del Ejército de Yemen.
Publicada: sábado, 5 de septiembre de 2015 22:18

El Ejército y las fuerzas populares de Yemen han dado este sábado un plazo de 72 horas a las tropas foráneas, lideradas por Arabia Saudí, para que se retiren del territorio yemení.

"Arabia Saudí y sus aliados deberán abandonar el territorio yemení en un tiempo máximo de 3 días, en caso contrario, se enfrentarán en los próximos días a operaciones militares a gran escala", ha advertido el Ejército yemení mediante un comunicado, según informa el portal Web independiente Mepanorama.

Arabia Saudí y sus aliados deberán abandonar el territorio yemení en un tiempo máximo de 3 días, en caso contrario, se enfrentarán en los próximos días a operaciones militares a gran escala", ha advertido el Ejército yemení mediante un comunicado.

Además la nota alerta que, hasta el momento, las fuerzas yemeníes no han mostrado todo su poderío militar en la lucha contra los agresores extranjeros.

El Ejército yemení ha lanzado esta advertencia después de que el viernes en un ataque contra un depósito de armas en la provincia central de Marib, 211 soldados entre saudíes, emiratíes y bareiníes, perdieron la vida.

De acuerdo con la agencia yemení de noticias Alittihadpress, las autoridades locales en este ataque han identificado a 97 soldados saudíes y otros 83 emiratíes, además de 31 bareiníes.

La misma fuente también asegura que, en ese contundente ataque yemení, cerca de 400 soldados extranjeros, en su mayoría saudíes, resultaron heridos, algunos de ellos se encuentran en estado crítico.

Las fuerzas populares y del Ejército yemení celebran una victoria contra los saudíes agresores.

 

En este mismo sentido, un comandante del Ejército yemení, quien ha hablado bajo la condición del anonimato, advierte de que los agresores extranjeros que invaden Yemen pronto verán el resultado de sus acciones.

“Esta operación militar, realizada con la ayuda de las fuerzas populares y los comités tribales, es un mensaje muy claro dirigido a los agresores extranjeros para que salgan de nuestro país”, ha precisado. 

Según un informe de la agencia saudí de noticias Al-Arabiya, en reacción a la muerte de los soldados extranjeros, Arabia Saudí y sus aliados han dado inicio a partir de este sábado a sus ataques más fuertes desde el inicio de la agresión el 26 de marzo de 2015.

De hecho, han ejecutado sus amenazas pues, este mismo sábado, en una acción inhumana, aviones saudíes de combate han atacado varias zonas de la capital yemení, Saná, incluidos un centro de orfanato y una universidad, y han matado a 9 personas.

A finales de julio, el Centro Legal para el Desarrollo Humano informó que los ataques de Arabia Saudí y sus aliados contra Yemen han dejado hasta la fecha 4025 muertos, entre ellos 938 niños, y 8950 heridos.

Pese a casi cinco meses de bombardeos, estos ataques no han logrado detener a las fuerzas del Ejército yemení y los combatientes de Ansarolá; por lo que el régimen saudí ha optado por destruir la infraestructura de Yemen, una de las naciones más pobres del planeta.

Entre tanto, la visita del rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz, a la Casa Blanca, estuvo acompañada del reproche de activistas y organizaciones pro derechos humanos que se congregaron en Washington, capital de EE.UU. para denunciar la agresión del régimen de Riad contra el territorio yemení.

mpv/ncl/hnb