• Un dron clase Qasef-2k, de fabricación yemení.
Publicada: sábado, 24 de agosto de 2019 9:00
Actualizada: sábado, 24 de agosto de 2019 23:12

Arabia Saudí recibe otro golpe de las fuerzas yemeníes que han bombardeado nuevamente el aeropuerto militar de Malik Jalid, en respuesta a la agresión saudí.

La Fuerzas Aérea del Ejército y del movimiento popular yemení Ansarolá han vuelto este sábado a bombardear el aeropuerto militar saudí de Malik Jalid, en la provincia de Asir (suroeste), usando un escudrón de aviones no tripulados (drones), de fabricación nacional.

Mediante un comunicado recogido por la cadena yemení Al Masirah, el portavoz del Ejército yemení, el general de brigada Yahya Sari, ha explicado que “un número” de drones Qasef-2k ha lanzado una serie de ofensivas aéreas contra la base aérea saudí, ubicada en la ciudad de Khamis Mushait, cerca de la ciudad de Abha.

Sari ha precisado que los ataques han golpeado los cazas de combate y pistas de la base. Todas las ofensivas, ha proseguido diciendo, han golpeado “con éxito” a los blancos previstos.

 

El alto mando castrense yemení ha hecho notar que los ataques forman parte de la respuesta del país a “la agresión y el asedio en desarrollo” que mantiene Riad en su contra.

La nueva jornada de ataques, que busca frenar la agresión saudí contra los yemeníes, además interrumpió vuelos nacionales e internacionales.

La cadena yemení ha matizado que un avión que había despegado de la ciudad sagrada saudí de Yida (oeste) con destino al Malik Jalid tuvo que volver al aeropuerto de origen como consecuencia de los bombardeos. Asimismo, un vuelo de la aerolínea Egyptian Airlines tuvo que dar vueltas varias veces antes de abandonar el aeropuerto adyacente de Abha, que también ha sido blanco de ataques de represalia.

El Ejército yemení y Ansarolá lanzaron el jueves una serie de ataques contra el aeropuerto de Malik Jalid, usando la misma clase de drones. Ni siquiera los sistemas de defensa aérea estadounidenses como los Patriot, han podido ayudar a Arabia Saudí en repeler los ataques de aviones no tripulados yemeníes.

Yemen, el país más pobre del mundo árabe pese a grandes reservas petrolíferas, se ha convertido en un poder en el ámbito militar tras el inicio de la agresión saudí en su contra en 2015. Al transcurrir más de cuatro años de constantes bombardeos, los yemeníes han decidido emplear la ley de reciprocidad y responder al fuego con el fuego.

LEER MÁS: Yemen da otra sorpresa a Arabia Saudí y derriba su dron en Hajjah

ask/ktg/hnb

Comentarios