• El presidente del Comité Supremo Revolucionario yemení, Muhamad Ali al-Houthi.
Publicada: sábado, 2 de marzo de 2019 18:47
Actualizada: lunes, 4 de marzo de 2019 5:04

El presidente del Comité Supremo Revolucionario yemení, Muhamad Ali al-Houthi, señala que el Reino Unido es cómplice de las agresiones a Yemen.

De esta forma ha reaccionado este sábado Muhamad Ali al-Houthi al tuit del canciller británico, Jeremy Hunt, donde exigía la retirada completa de los combatientes del movimiento popular yemení Ansarolá de la ciudad portuaria de Al-Hudayda (en el este de Yemen).

“Las palabras de Hunt tenían como objetivo lavar el rostro de los países hostiles a Yemen que han perpetrado crímenes en ese país. El Reino Unido es cómplice de los agresores a Yemen”, denuncia Al- Houthi.

Ha asegurado que los planes de Londres no garantizan la paz en Yemen, sino que secundan las estrategias de EE.UU. y del régimen de Israel. “Las acciones del Reino Unido ya han hecho que el país europeo no sea un mediador neutral”.

Los responsables de Ansarolá han criticado en incontables oportunidades a los funcionarios británicos por obviar la continua agresión de Arabia Saudí y de sus aliados al país más pobre del mundo árabe, en particular tras la firma del acuerdo de paz de Estocolmo.

Las palabras de Hunt tenían como objetivo lavar el rostro de los países hostiles a Yemen que han perpetrado crímenes en ese país. El Reino Unido es cómplice de los agresores a Yemen”, denuncia el presidente del Comité Supremo Revolucionario yemení, Muhamad Ali al-Houthi.

 

El tratado, firmado entre Ansarolá y los milicianos afines al expresidente fugitivo Abdu Rabu Mansur Hadi, respaldado por Arabia Saudí, culminó también en un alto el fuego que entró en vigor el 18 de diciembre en Al-Hudayda y su puerto, clave para la llegada al país de ayuda humanitaria y productos al país devastado por la guerra.

A pesar de que los combatientes de Ansarolá cumplieron su parte del pacto, Arabia Saudí y sus mercenarios, respaldados por EE.UU., siguieron bombardeando zonas residenciales de Yemen, especialmente la estratégica Al-Hudayda, para impedir la implementación del convenio pactado en Estocolmo.

Un informe publicado el pasado 11 de diciembre por el proyecto Datos sobre Localización y Acontecimientos de Conflictos Armados (Acled, por su acrónimo del inglés) precisa que la agresión iniciada en marzo de 2015 por Arabia Saudí y sus aliados contra Yemen ha dejado más de 60 000 civiles muertos.

alg/rba/nii/