• Ministra de Ciencia y Tecnología de Venezuela, Gabriela Jiménez, en una entrevista con la cadena local Unión Radio, 7 de julio de 2020.
Publicada: jueves, 11 de febrero de 2021 23:21

Venezuela denuncia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) los daños que han causado las medidas coercitivas impuestas por EE.UU. al país.

Es fundamental para Venezuela denunciar que las medidas coercitivas, unilaterales, ejercidas por el Gobierno de Estados Unidos afectan el desarrollo social, económico, técnico y científico de los venezolanos”, ha denunciado este jueves la ministra venezolana para Ciencia y Tecnología, Gabriela Jiménez, durante un debate virtual con la Comisión de Desarrollo Social sobre Transición socialmente justa hacia el Desarrollo Sostenible de la ONU.

Conforme a Jiménez, dichas medidas contra el país sudamericano han obstaculizado el acceso al “mercado de las medicinas, tratamientos, vacunas y alimentos”. Además, han dificultado las garantías de los “bienes y servicios” para el bienestar de los ciudadanos venezolanos.

En esta misma línea, la funcionaria venezolana ha agradecido el apoyo que le ofrecieron Irán, Rusia, Cuba y Turquía al país bolivariano durante la pandemia del coronavirus, causante de la COVID-19 para hacer frente a las sanciones.

 

Con respecto a las políticas de la Administración del presidente Nicolás Maduro en condición de vulnerabilidad por la COVID-19, la ministra ha subrayado que el Gobierno ha logrado desarrollar “más de siete laboratorios a nivel nacional” y ampliar en “un 62 % la plataforma de Internet del país” para generar mayor inclusión al pueblo venezolano.

Cabe destacar que el pasado 3 de febrero, la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, anunció el desarrollo de un “poderoso” fármaco nacional llamado Carvativir para uso en el tratamiento del coronavirus, tal y como informó el 26 de enero el presidente Maduro.

Además, Venezuela fue el primer país en la región de Latinoamérica en participar en los ensayos de la vacuna rusa Sputnik V, en momentos en que los embargos estadounidenses han obstaculizado las medidas necesarias para combatir la crisis sanitaria en el país bolivariano.

sar/lvs/fmk