• El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, en la La Habana, la capital de Cuba, 21 de mayo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 23 de mayo de 2019 0:47
Actualizada: viernes, 24 de mayo de 2019 17:08

Venezuela señala que Colombia utiliza la crisis venezolana para distraer la atención del público colombiano de la violencia que vive su país.

El ministro de Asuntos Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, ha acusado este miércoles a su homólogo colombiano, Carlos Holmes Trujillo, de usar la crisis venezolana para distraer a la opinión pública de la verdad de los “grotescos falsos positivos”.

A través de su cuenta en Twitter, el canciller venezolano le ha mencionado temas que, a su parecer, deberían ser del interés de Trujillo, entre ellos: el retorno a la guerra, el aumento de la producción de droga, asesinatos a líderes sociales, etc.

“Mucho había tardado la oligarquía colombiana en volver al tema Venezuela para distraer a la opinión pública de la verdad sobre los grotescos falsos positivos, el retorno a la guerra, el aumento de la producción de droga, asesinatos a líderes sociales, periodistas, excombatientes”, ha escrito Arreaza.

​Además, ha hecho referencia a una serie de mensajes publicados por Trujillo sobre la situación de los 1,3 millones de migrantes venezolanos que se encuentran en Colombia.

Horas antes, Trujillo había utilizado la misma red social para quejarse de que el llamado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a los países donantes para que atiendan la crisis migratoria había sido “inferior a otros”, y lo comparó con los de Siria y Sudán del Sur.

Mucho había tardado la oligarquía colombiana en volver al tema Venezuela para distraer a la opinión pública de la verdad sobre los grotescos falsos positivos, el retorno a la guerra, el aumento de la producción de droga, asesinatos a líderes sociales, periodistas, excombatientes”, denuncia el canciller venezolano, Jorge Arreaza.

 

Aseveró que la cantidad de migrantes que se traslada a Colombia continuará en crecimiento, al igual que la demanda de recursos al Estado. Por ello, instó a los organismos internacionales a aportar a la causa. 

“Es urgente una mayor movilización de la cooperación internacional, cuya presencia en Colombia agradecemos y reconocemos, ya que la migración continuará aumentando y en esta medida será mayor la necesidad de recursos para la atención de los migrantes”, expresó. 

Desde que Colombia reconoció al dirigente opositor Juan Guaidó (autoproclamado presidente interino de la República Bolivariana), secundando por EE.UU. en sus conatos golpistas contra Venezuela, las relaciones entre Caracas y Bogotá se han deteriorado aún más.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, que ha repudiado en múltiples ocasiones la subordinación de Bogotá a Washington, anunció en febrero la ruptura de las relaciones diplomáticas con Colombia.

La postura golpista del presidente de Colombia, Iván Duque, hacia Venezuela, ha recibido duras críticas en Colombia, donde diferentes políticos y legisladores han rechazado el apoyo de Bogotá a “la guerra imperial” contra Caracas, que amenaza la paz en toda América Latina.

lvs/anz/fdd/alg

Comentarios