• Los presidentes de Venezuela y Cuba, Nicolás Maduro y Miguel Díaz-Canel, respectivamente, en la XVI cumbre de la ALBA en La Habana, 14 de diciembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 12 de marzo de 2019 16:15
Actualizada: martes, 12 de marzo de 2019 17:57

Embajadores de países miembros de la ALBA y varias otras naciones expresaron su apoyo a Venezuela y repudiaron el sabotaje del que es blanco el país caribeño.

“El secretario general de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), (David Choquehuanca) junto a las y los embajadores de los países que forman parte de esta importante Alianza y jefes diplomáticos de Rusia, Palestina, China, El Salvador, Irán y Turquía manifestaron este lunes su apoyo irrestricto al Gobierno del presidente Nicolás Maduro, a la paz en la región y al respeto al derecho internacional”, indicó la jornada de ayer la embajada venezolana en Bolivia en un comunicado.

La misión diplomática rechazó, asimismo, el “nuevo ataque de sabotaje a la central hidroeléctrica del Guri, con el objetivo de socavar todo intento por parte del Gobierno venezolano de lograr la estabilización de la economía y frenar el cuadro insurreccional que Estados Unidos y sus delfines intentan ejecutar en el país”.

Al respecto, Choquehuanca precisó que las recientes agresiones contra Venezuela no se tratan de sucesos aislados, sino que suponen un riesgo para las democracias y soberanías de todos los países de América Latina.

El secretario general de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), (David Choquehuanca) junto a las y los embajadores de los países que forman parte de esta importante Alianza y jefes diplomáticos de Rusia, Palestina, China, El Salvador, Irán y Turquía manifestaron este lunes su apoyo irrestricto al Gobierno del presidente Nicolás Maduro, a la paz en la región y al respeto al derecho internacional", indicó la embajada venezolana en Bolivia en un comunicado.

El embajador de Irán en el país sudamericano, Reza Tabatabaei, advirtió, por su parte, que una posible intervención militar en Venezuela representaría un problema urgente y sensible para el mundo.

Venezuela atraviesa momentos de gran turbulencia después de que EE.UU. respaldara el pasado 23 de enero la autoproclamación del golpista Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (AN) venezolana —controlada por la oposición y declarada en desacato en 2016—,  como presidente interino del país caribeño.

La Casa Blanca ha puesto en marcha, desde entonces, una campaña que tiene por meta desestabilizar a la nación bolivariana y que también contempla la aplicación de sanciones contra empresas y autoridades venezolanas, la iniciativa de introducir “ayuda humanitaria” —vista por Caracas como un pretexto para una intervención militar en el país bolivariano— y más recientemente el sabotaje del sistema de suministro eléctrico, que desde el jueves pasado ha provocado apagones por toda Venezuela.

ahn/anz/myd/rba

Comentarios