• El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, le estrecha la mano a un comandante del Ejército de EE.UU. en Colombia.
Publicada: sábado, 24 de febrero de 2018 1:17

Las recientes actividades del Ejército de Estados Unidos en algunos países de América Latina, entre ellos en Panamá y Colombia, son parte de la agenda de la Administración estadounidense para derrocar al Gobierno de Venezuela, presidido por Nicolás Maduro, asegura un informe.

Según un informe publicado el jueves por el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), las recientes colaboraciones militares entre EE.UU. y los países latinoamericanos desvelan un objetivo ulterior: la conformación de una fuerza multilateral para intervenir en Venezuela “en lo económico y político, también en lo militar”.

El estudio, titulado ‘Fuerzas Armadas en América Latina: armas, capacitación y el cerco a Venezuela’, indica que las bases militares con las que EE.UU. cuenta en Colombia, Perú y Honduras, los ejercicios militares, bautizados como AmazonLog, y los acuerdos con las Fuerzas Armadas de Argentina suponen una “demostración de fuerza” con el propósito de “cambiar de régimen” en Venezuela.

De acuerdo con el informe, no es un hecho aislado la operación ‘Nuevos Horizontes’ en Panamá, organizada por el Comando Sur desde enero pasado hasta mediados de 2018, un periodo que coincide con la celebración de “las elecciones presidenciales venezolanas establecidas para abril”.

 

El Celag también considera que no son coincidentes las millonarias compras de armamento por los Gobiernos de Colombia, México, Brasil y Argentina durante 2016.

El informe, asimismo, menciona que el Ministerio de Defensa de Perú había anunciado la realización del ejercicio Fuerzas Aliadas Humanitarias entre los días 16 y 27 de abril de 2018.

Los nexos entre el Ejército de EE.UU. y algunos países  de la región han aumentado después de que el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, llevó a cabo una gira por cinco países de América Latina, entre ellos Colombia, con una agenda centrada en los planes de agresión contra Venezuela.

Analistas señalan que todo parece indicar que el objetivo detrás de estas actividades estratégicas es materializar una operación militar en Venezuela, tal y como anunció Tillerson  a principios de este mes de febrero.

snz/ctl/mnz/mkh

Comentarios