• Diosdado Cabello, vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela.
Publicada: lunes, 5 de septiembre de 2016 9:08
Actualizada: lunes, 5 de septiembre de 2016 10:27

Las acciones desestabilizadoras de la derecha son un plan orquestado desde EE.UU. para derrocar a la Revolución Bolivariana, aseguró el vicepresidente de PSUV.

“Nosotros no podemos tomar en juego al Gobierno de Estados Unidos porque sabemos lo que hace, si hay un jefe en la oposición venezolana es el Gobierno de Estados Unidos”, señaló el domingo el diputado chavista venezolano Diosdado Cabello y recordó las injerencias de Washington en Brasil, Chile, Nicaragua y Honduras.

En referencia a la marcha de millares de venezolanos que se manifestaron el día 1 de septiembre en Caracas, capital venezolana, en apoyo al Gobierno presidido por Nicolás Maduro y contra el "golpe de Estado" que orquesta la oposición, el dirigente socialista dijo que los opositores nunca pensaron que el pueblo chavista iba comenzar una ola de movilizaciones por la paz.

Nosotros no podemos tomar en juego al Gobierno de Estados Unidos porque sabemos lo que hace, si hay un jefe en la oposición venezolana es el Gobierno de Estados Unidos”, señaló  Diosdado Cabello, diputado chavista venezolano.

“El pueblo de Venezuela quiere una profunda paz (...). Los objetivos que tenía planteados (la oposición) no fueron alcanzados porque prevaleció esa paz. Ellos apostaban porque el Gobierno los iba a reprimir. Nosotros estábamos enfocados en mantener la paz y el objetivo fue alcanzado”, enfatizó.

 

El vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) desveló las ofertas engañosas y las mentiras que hacen los derechistas —apoyados a su juicio por actores políticos y medios de comunicación nacionales e internacionales— a la nación venezolana para presionar a Maduro a fin de que renuncie a su cargo: pero es un intento “fallido al igual que el de hace 14 años” (11 de abril del 2002).

Ellos le vendieron a su gente que ese día (1º de septiembre) salía Maduro (…). Ellos engañaron a su gente, los movieron bajo esa premisa para que la gente se motivara y al final en un escenario lleno de peleas internas, el anuncio fundamental  fue un cacerolazo”, puntualizó.

En sus declaraciones reiteró el firme apoyo del pueblo a la Revolución Boliviana y aseguró que es imposible materializar un golpe de Estado en Venezuela, donde, según precisó, el chavismo está vivo y el Gobierno y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) continúan garantizando la estabilidad política y social de la nación.

 

Venezuela experimenta una complicada situación política desde que la oposición se hizo con el control del Parlamento.

msm/nii/

Comentarios