• El presidente de Bolivia, Evo Morales (izda.), y su par uruguayo, Tabaré Vázquez, Montevideo, 18 de diciembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 11 de noviembre de 2019 17:17
Actualizada: lunes, 11 de noviembre de 2019 18:32

Uruguay condena este lunes de forma contundente el “golpe de Estado” contra el presidente Evo Morales y llama a la oposición boliviana a cesar la violencia.

“El Gobierno del Uruguay expresa su consternación por el quiebre del Estado de derecho producido en el Estado Plurinacional de Bolivia, que forzó la salida del poder del presidente Evo Morales y sumió al país en el caos y la violencia”, anuncia la Cancillería uruguaya en un comunicado titulado “Golpe de Estado en Bolivia”.

La nota denuncia también que Uruguay no ve argumento que justifique los hechos, especialmente, después de que Morales anunció la convocatoria de nuevas elecciones, “a partir del informe emitido por la misión electoral de la Organización de Estados Americanos” (OEA).

LEER MÁS: EEUU celebra informe de OEA y respalda nuevos comicios en Bolivia

LEER MÁS: Chomsky: EEUU apoya golpe de Estado o asesinato de Evo Morales

Asimismo, llama a todos los bolivianos a cesar los actos de violencia y a encaminar el proceso electoral atendiendo las disposiciones de la Constitución y las leyes.

De igual modo, hace hincapié en la necesidad de respetar los derechos de los ciudadanos y la inviolabilidad de las representaciones diplomáticas extranjeras y de sus funcionarios.

El Gobierno del Uruguay expresa su consternación por el quiebre del Estado de derecho producido en el Estado Plurinacional de Bolivia, que forzó la salida del poder del presidente Evo Morales y sumió al país en el caos y la violencia”, anuncia la Cancillería uruguaya en un comunicado titulado “Golpe de Estado en Bolivia”.

Morales, primer presidente indígena de su país, renunció el domingo a su cargo para “preservar la paz en su país”, tras un golpe de Estado dirigido por la oposición, que en ningún momento reconoció su reelección en los comicios del 20 de octubre e impulsó la violencia en las calles del país.

En los 13 años que Morales ha dirigido el país (2006-2019), Bolivia dispone de altos índices de desarrollo humano, los derechos fundamentales de la población están garantizados y  el crecimiento económico es del 4,5 por ciento, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). 

Diferentes países latinoamericanos, como Cuba, Venezuela, México y Nicaragua, han condenado el golpe de Estado en Bolivia. El Gobierno mexicano ha ofrecido, además, asilo a Morales, pero él dice que no tiene la intención de abandonar el país.

LEER MÁS: Rusia denuncia el golpe de Estado orquestado contra Morales

mkh/ctl/ask/mjs