• El líder del batallón mercenario checheno Sheij Mansur, Muslim Cheberloevski.
Publicada: jueves, 27 de diciembre de 2018 7:08
Actualizada: viernes, 28 de diciembre de 2018 6:48

El líder de un grupo terrorista checheno reconoce que algunos de sus ‘combatientes’, entrenados en campos de Daesh, apoyan al Ejército de Ucrania en Donbás.

Muslim Cheberloevski, jefe de un batallón mercenario checheno identificado como Sheij Mansur, ha desvelado que algunos miembros de su grupo fueron entrenados en los centros militares de la banda terrorista EIIL (Daesh, en árabe), según un informe publicado el miércoles por el diario británico The Times.

“Varios integrantes del batallón reconocen que fueron entrenados y mejoraron su capacidad combativa en los campamentos militares del EIIL, situados en Siria e Irak”, señaló el mismo medio.

Cheberloevski, que lleva una daga en la que puede leerse “¡Muerte a los separatistas!”, subrayó que no está subordinado al Ejército ni a la Policía de Ucrania, por lo que el rotativo arremete contra Kiev por no hacer nada para controlar la actividad de esos “milicianos”.

El cabecilla radical además reafirmó su enemistad con el presidente de Rusia, Vladímir Putin, recalcando que este es “nuestro enemigo común. Él trae consigo la maldad siempre”.

Varios combatientes del batallón (checheno Sheij Mansur) reconocen que fueron entrenados y mejoraron su capacidad combativa en campamentos militares del EIIL, situados en Siria e Irak”, señaló Muslim Cheberloevski, el líder del grupo mercenario.


En una entrevista fechada en 2017, el líder checheno confirmó la profunda relación que existe entre las fuerzas bajo su mando y los militares de Kiev: “Si hay dificultades en un área u otra nos llaman y ayudamos”, remarcó.

En septiembre de este año, Ucrania extraditó a uno de los miembros del grupo a Rusia a petición del Servicio Federal de Seguridad de la Federación Rusa (FSB, por sus siglas en ruso), por luchar junto a los terroristas del EIIL en Siria.

Desde que estalló la crisis armada en el este de Ucrania en 2014, la presencia de mercenarios extranjeros en las filas del Ejército ucraniano ha sido reportada frecuentemente, como en junio del 2016 cuando se supo que 150 extranjeros se habían unido a las Fuerzas Armadas del país europeo cerca de la línea de separación en Donbás (este de Ucrania).

A inicios del conflicto , el propio Gobierno de Kiev admitió la participación de mercenarios extranjeros de países como Italia y Georgia, en la que llamó la operación ‘antiterrorista’, en el este de Ucrania.

Dicha crisis comenzó cuando Rusia se anexionó la península de Crimea mediante un referéndum no reconocido internacionalmente. Desde entonces Estados Unidos y varios países europeos han proporcionado más de mil millones de dólares en asistencia de seguridad al Gobierno de Kiev.

msm/ctl/tqi/mjs

Comentarios