• El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, en una reunión del gabinete, Ankara, 5 de octubre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 17 de octubre de 2020 11:16

Turquía recluta a terroristas de Daesh para vengarse de sus oponentes políticos y promover sus planes más allá de sus fronteras, revela un sitio web sueco.

Nordic Monitor reveló el viernes nueva evidencia de “la estrecha asociación” entre el Gobierno del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, con el grupo terrorista, Daesh, en concreto, y el reclutamiento de sus integrantes para “implementar sus ambiciones y agendas”, tanto dentro como fuera del país.

Los terroristas también le sirven para “perseguir” a los oponentes políticos de Erdogan, según destaca el informe recogido este sábado por la agencia siria de noticias SANA.

El Gobierno de Erdogan, conforme con la publicación, había reclutado a Abdulqadir Masharipov, que pertenecía a Daesh para llevar a cabo en 2017, un atentado en la ciudad turca de Estambul, que dejó al menos 39 muertos, “para vengarse del líder opositor turco, Fetulá Gülen”, que se refugia en EE.UU.

SANA recuerda que muchos informes corroboran la cooperación estrecha entre Erdogan y los terroristas en Siria y que incluye hacer negocios con ellos y contrabandear el petróleo robado de Siria e Irak.

 

Erdogan también ha convertido a su país en “un paraíso seguro” para los terroristas, desde donde infiltran a la vecina Siria para cometer crímenes contra esta nación árabe, agrega la publicación.

El Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, ve bastante negativo el papel que desempeña Ankara en Siria, pues, las fuerzas turcas y los terroristas que apoyan atacan frecuentemente a las tropas sirias que luchan para preservar la soberanía e integridad territorial del país árabe.

La Turquía de Erdogan, de hecho, llegó de una política exterior basada en la premisa “cero problemas con los vecinos” y ahora aplica una consistente en no hay ningún vecino con el que no tenga problemas. Semejante giro político, que pasó de lazos pacíficos y amistosos con los vecinos a intervenciones militares o no militares, directas o indirectas, en Siria, Irak y Libia, recuerda la teoría de la “vuelta a la era otomana”.

ask/ktg/mnz/mkh