• Gülnur Aybet, asesora del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.
Publicada: viernes, 11 de octubre de 2019 8:03

Turquía revela otra mentira de EE.UU. sobre la agresión contra el suelo de Siria y dice que Ankara y Washington habían acordado en detalles la operación.

Gülnur Aybet, asesora del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, reveló que contrario a las alegaciones de la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, Washington estaba perfectamente al tanto de la operación militar.

“No sé a qué se refiere Trump con algunos de sus tuits. Él bien sabe cuáles son los objetivos de la operación (contra los kurdos en el norte de Siria). Ankara y Washington coinciden en que los grupos armados desplegados en Siria son europeos y deben ser repatriados”, afirmó Aybet en una entrevista exclusiva que concedió el miércoles a la cadena estadounidense CNN.

LEER MÁS: Trump vuelve a traicionar a sus aliados kurdos en Siria

LEER MÁS: Vídeo: Historia de puñaladas por la espalda de EEUU a los kurdos

Al respecto, Christiane Amanpour la corresponsal de CNN tuiteó que “la Casa Blanca dice que advirtió a Turquía que la operación sería una mala idea. Pero la principal asesora de Erdogan, Gülnur Aybet, me dice que el presidente Trump y el presidente Erdogan habían llegado a un entendimiento sobre cómo será precisamente la operación”.

La Casa Blanca dice que advirtió a Turquía que la operación sería una mala idea. Pero la principal asesora de (presidente turco, Recep Tayyip) Erdogan, Gülnur Aybet, me dice que el presidente (de EE.UU., Donald) Trump y el presidente Erdogan habían llegado a un entendimiento sobre cómo será precisamente la operación”, tuitea Christiane Amanpour, la corresponsal de la cadena estadounidense CNN tras entrevistar a Aybet.

Aybet, asimismo, hizo notar que Erdogan y Trump se reunirán el próximo mes de noviembre para abordar la cuestión de la repatriación de los terroristas detenidos del EIIL (Daesh, en árabe) y se espera que alcancen también un acuerdo claro al respecto.

La asesora, en otro momento de sus declaraciones, desmintió también que EE.UU. haya cerrado el espacio aéreo en la frontera con Siria para evitar los ataques de aviones turcos al país árabe. “Bueno, en este momento, como usted puede ver, en realidad estamos atacando, también desde el aire, por lo que eso realmente habla por sí mismo”, puntualizó.

Los comentarios de la asesora turca llegaron en la misma jornada en que el Ejército turco lanzara una agresión militar en Siria bautizada como ‘El Manantial de Paz’ con la participación de rebeldes sirios entrenados por los turcos.

La ofensiva se realiza contra las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), una milicia que forma parte integral de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), considerada aliada de EE.UU. y afiliada siria del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo), grupo kurdo que está en la lista negra de Turquía.

 

¿Cuáles son los compromisos que rompió Trump respecto a los kurdos?

Trump anunció en diciembre pasado que la misión estadounidense en Siria se cumplió, y que los militares de Washington iniciarán un retiro inmediato del país árabe. El anuncio enfureció a los kurdos que habían contado en el apoyo de Washington ante Turquía, por lo que lo describieron como “una puñalada en la espalda”.

El segundo golpe lo propinó EE.UU. a los kurdos, con un acuerdo que selló en agosto con Ankara para crear una llamada “zona segura”, que cubría un tramo entre el río Éufrates y la frontera iraquí y separa la frontera turca de las localidades bajo el control de YPG, respaldados por EE.UU.

Los kurdos habían aceptado la creación de la “zona de seguridad” de hasta cinco kilómetros de profundidad en el territorio sirio. Sin embargo, Turquía pedía hasta 30 kilómetros de profundidad para esta zona.

Y, la tercera puñalada prosiguió con el acuerdo, es decir cuando las fuerzas estadounidenses abandonaron solos a sus aliados kurdos y facilitaron así el inicio de la esperada operación turca en su contra.

El giro político de EE.UU. podría tener sus raíces en la alerta de Michel Kilo, un opositor sirio, quien reveló en septiembre que el nuevo plan saudí-estadounidense se centra en fortalecer a las tribus árabes en el este de Siria para reemplazar a los kurdos.

ask/ktg/mtk/hnb

Comentarios