• Erdogan rechaza “inaceptable” demanda de EEUU sobre fuerzas kurdas
Publicada: martes, 8 de enero de 2019 14:57
Actualizada: miércoles, 9 de enero de 2019 3:00

El presidente de Turquía rechaza las advertencias de EE.UU. sobre sus aliados kurdos en Siria, reiterando su determinación a combatirlos en una gran ofensiva.

“No es posible aceptar y digerir el mensaje dado por (John) Bolton”, ha indicado este martes el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, en reacción a las declaraciones del asesor estadounidense de Seguridad Nacional, quien anunció el domingo que Washington no retirará a sus tropas de Siria a menos que Ankara garantice la seguridad de las milicias kurdas.

EE.UU. ha brindado en Siria un masivo apoyo militar a sus aliados kurdo-árabes, es decir, a las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) y las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), consideradas “terroristas” por Turquía.

“Esta gente son terroristas, algunos dicen ‘no los toquen, son kurdos’ (…) Si Estados Unidos cree que estos son nuestros hermanos kurdos, están cayendo en un muy grave error”, ha sostenido Erdogan.

De este modo, el mandatario turco ha dejado en claro que quiere lanzar una operación en el noreste de Siria para expulsar, precisamente, a estas milicias. “Muy pronto iniciaremos una operación en territorio sirio para neutralizar a estas organizaciones terroristas”, ha reiterado.

No es posible aceptar y digerir el mensaje dado por (John) Bolton”, ha indicado el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, en reacción a las declaraciones del asesor estadounidense de Seguridad Nacional, quien anunció que Washington no retirará a sus tropas de Siria a menos que Ankara garantice la seguridad de las milicias kurdas.

 

En las últimas semanas, el Ejército de Turquía ha desplegado un gran contingente de vehículos militares y artillería pesada cerca de Siria con el objetivo de lanzar una operación al este del río Éufrates, zona controlada por los milicianos kurdo-sirios.

Turquía ya ha llevado a cabo dos operaciones en el norte de Siria desde 2016, pese a no contar con el consentimiento de Damasco para ello. La última, iniciada a principios de 2018, permitió a Turquía y a los insurgentes que tiene por aliados apoderarse de Afrin, en el norte de Alepo, y de uno de los tres cantones de la región federal autoproclamada por los kurdos en 2016.

El Gobierno de Damasco condena y tacha de “ilegal” la presencia militar de EE.UU. y Turquía en Siria, y ha pedido en reiteradas ocasiones la retirada de las fuerzas turcas y estadounidenses de su territorio.

myd/anz/ftn/rba

Comentarios