• El papa Francisco celebra una ceremonia religiosa a puerta cerrada en la Basílica de San Pedro en el Vaticano, 9 de abril de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 11 de abril de 2020 16:58
Actualizada: sábado, 11 de abril de 2020 18:27

El papa Francisco manifiesta su simpatía a Irán, en un momento en que este país lucha contra la pandemia del coronavirus y sufre las sanciones de EE.UU.

En una carta enviada al Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán a través del secretario de Estado de El Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, el papa ha expresado “su simpatía espiritual” con el pueblo iraní, que sufre de la pandemia de COVID-19.

El mensaje papal responde a la demanda del director de los Seminarios Islámicos de Irán, de Ayatolá Alireza Arafi. Este pidió la semana pasada a los líderes religiosos del mundo, entre ellos al papa Francisco, que exigieran la eliminación de las sanciones injustas de EE.UU. contra Irán, especialmente en la actual situación.

La misiva de El Vaticano explica que se han puesto en contacto con el embajador de EE.UU. en las Naciones Unidas, Kelly Craft, y le han manifestado “las preocupaciones de los funcionarios iraníes, llamando la atención sobre el asunto”. No obstante, el texto no concreta si el Papa ha criticado las medidas coercitivas y unilaterales impuestas por el Gobierno norteamericano a Irán y que están obstruyendo el acceso del país persa a los suministros necesarios para combatir la pandemia de COVID-19.

 

Además, el sitio oficial de El Vaticano ha publicado este mismo sábado una carta escrita por los líderes de las iglesias cristianas, en la que piden al presidente de EE.UU., Donald Trump, que suspenda las sanciones que limitan la capacidad de lucha de Irán contra esta enfermedad infecciosa.

“Una respuesta efectiva a la pandemia requiere una solidaridad y cooperación global sin precedentes, atención especial para las personas más vulnerables y una acción rápida para mitigar las condiciones que crean vulnerabilidades adicionales”, reza la carta de los líderes cristianos, en la que también expresan su profunda preocupación por el impacto de las sanciones estadounidenses sobre el pueblo iraní.

Teherán señala que la actitud hostil del Gobierno de EE.UU. en plena lucha contra el COVID-19 es, de hecho, “terrorismo médico”, sumado al  “terrorismo económico” que ejerce contra la nación persa. Denuncia que las sanciones de EE.UU. le impiden el acceso a los medicamentos y equipos médicos necesarios para combatir la enfermedad, e insiste en que Washington miente cuando ofrece ayuda humanitaria a Teherán, pues está endureciendo las sanciones.

myd/mkh/nii/