• Los iraníes compran mascarillas protectoras en una farmacia para evitar contraer la infección por coronavirus, 20 de febrero de 2020. (Foto: Reuters)
Publicada: domingo, 23 de febrero de 2020 22:58
Actualizada: lunes, 24 de febrero de 2020 3:31

Sanciones a Irán causan que organismos de salud no puedan importar kits de prueba de coronavirus, lo cual obstaculiza enfrentar el brote de infección.

Varias compañías internacionales están listas para suministrar a Irán kits de prueba de coronavirus, pero no podemos enviarles el dinero”, ha dicho este domingo Ramin Falah, un miembro de la junta de la Asociación de Importadores de Equipos Médicos de Irán, explicando que las sanciones de EE.UU., así como las restricciones recién impuestas a Irán por un organismo de control mundial de lavado de dinero, han hecho que sea cada vez más difícil acceder a kits de prueba de coronavirus.

Bajo la creciente presión de Washington, el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI o FATF, por sus siglas en inglés) con sede en París decidió el viernes colocar a Irán en su lista negra, lo que dificulta a los bancos iraníes liquidar pagos con contrapartes extranjeras.

Falah ha dicho que la decisión de GAFI ha causado más problemas al sector de la salud iraní, ya que el país lucha por contener el brote de coronavirus, lo que desde principios de esta semana ha causado la muerte de ocho personas e infectado a varias más en todo el país desde principios de esta semana.

Sin embargo, el empresario ha asegurado que el Gobierno iraní encontraría una manera de sortear las nuevas prohibiciones e importar los kits de prueba al país dentro de las próximas dos semanas.

 

Estas restricciones se producen mientras que Estados Unidos ha afirmado en repetidas ocasiones que sus sanciones unilaterales contra Irán, que se endurecieron en 2018 después de la retirada de Washington del acuerdo nuclear con Irán, no tendrán ningún impacto en el acceso de Teherán a alimentos y medicamentos.

Informes recurrentes han sugerido que los pacientes iraníes han sufrido como resultado de las restricciones impuestas por Estados Unidos a la exportación de ciertos medicamentos a Irán.

El nuevo coronavirus comenzó en la ciudad china de Wuhan en diciembre de 2019. Desde entonces, más de 76 000 personas han sido diagnosticadas y más de 2400 han muerto a causa de esta enfermedad, que ya se ha extendido a 27 países.

Los síntomas descritos para la enfermedad son fiebre y fatiga, acompañados de tos seca y, en muchos casos, de disnea (dificultad para respirar).

El brote de coronavirus se registró por primera vez en Irán el 19 de febrero, cuando las autoridades sanitarias de la provincia central de Qom confirmaron la muerte de dos personas mayores como resultado de una primera incidencia de la infección en el país.

mrp/rha/rba

Comentarios