• Al-Asad trata con Shoigu acuerdo ruso-turco sobre Idlib
Publicada: martes, 24 de marzo de 2020 0:23

El presidente sirio, Bashar al-Asad, y el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigu, han evaluado la situación de Idlib (noroeste) y la lucha antiterrorista.

El mandatario sirio ha recibido este lunes en Damasco (capital de Siria) al ministro de Defensa ruso, que ha llegado en una visita de trabajo por encargo del presidente ruso, Vladimir Putin.

Las partes han abordado, entre otros asuntos, las constantes violaciones de las condiciones del acuerdo ruso-turco por parte de las organizaciones terroristas y medidas para asegurar el alto el fuego en la zona de distensión de Idlib, la estabilización en otras regiones sirias, y diversos aspectos de la colaboración técnico militar en el marco de la lucha contra el terrorismo internacional.

En particular, Al-Asad ha trasladado la necesidad de cumplir lo acordado en relación a un distanciamiento de 6 kilómetros sobre la carretera Alepo-Latakia para lograr su reapertura al tráfico.

En las últimas semanas, Idlib ha sido escenario de una escalada de tensiones entre Siria (apoyada por Rusia) y Turquía, que respalda a los grupos terroristas en esta provincia, de manera que se han registrado el derribo de aviones y aeronaves no tripuladas (drones) de ambos países, así como la muerte de decenas de uniformados turcos.

El 5 de marzo, entró en vigor en Moscú (capital rusa) un acuerdo de alto el fuego en la provincia de Idlib, acordado entre Putin y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, con el objetivo de detener los intensos combates que provocaron un desastre humanitario y aumentaron los temores de posibles enfrentamientos militares entre ambos lados.

 

Casi todos creían que este alto el fuego alcanzado por Rusia y Turquía, contribuiría al cese de los conflictos armados; sin embargo, las bandas terroristas aún siguen violando el pacto, atacando zonas civiles y las posiciones del Ejército sirio y ruso; razón por la cual, Damasco, apoyado por las fuerzas rusas, está acumulando tropas para lanzar otra ofensiva y acabar de una vez por todas con la presencia de los terroristas en esta gobernación.

En la cita con Shoigu, el presidente sirio, en alusión a la situación de la región siria de Al-Jazira, perteneciente a la provincia nororiental de Al-Hasaka y cerca de Irak, y ha denunciado el “continuado robo de petróleo y recursos sirios por parte de Estados Unidos”, y ha destacado los pasos tomados por el Estado sirio para restaurar la seguridad y la estabilidad en varias zonas del país.

La zona Al-Jazia actualmente está bajo control de las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) que, apostadas en el norte de Siria, gozan del apoyo de EE.UU.

Además, Shoigu y Al-Asad han debatido temas relacionados con la ayuda humanitaria de Rusia al pueblo sirio en medio de las sanciones impuestas por el Occidente, así como la recuperación del potencial económico de Siria con la ayuda de expertos rusos. 

En esta reunión, que ha contado también con la presencia del ministro sirio de Defensa, el general Ali Abdulá Ayub, y el jefe del Consejo Nacional de Seguridad de Siria, el mayor general Ali Mamluk, ambos lados han consensuado sobre las políticas y pasos conjuntos a tomar a futuro.

mrp/ncl/hnb