• El canciller sirio, Walid al-Moalem, da un discurso en Damasco, la capital.
Publicada: miércoles, 22 de agosto de 2018 18:20
Actualizada: miércoles, 22 de agosto de 2018 21:13

El Ministerio sirio de Exteriores denuncia una nueva campaña de amenazas y desinformación contra Damasco de Estados Unidos, el Reino Unido y Francia.

Fuentes de la Cancillería siria citadas por la agencia oficial de noticias SANA han manifestado este miércoles el energético rechazo de Damasco a una declaración emitida ayer martes de manera conjunta por EE.UU., Francia y el Reino Unido que acusaba al Gobierno sirio de planear usar armas químicas en su inminente ofensiva antiterrorista en la provincia de Idlib (noroeste).

“Siria ha afirmado en varias ocasiones que considera el uso de armas químicas una acción inmoral, denuncia el uso de tales armas en cualquier lugar, bajo cualquier circunstancia y en contra de cualquier parte, y reitera que no posee armamento químico de ningún tipo”, indica un funcionario.

Las fuentes citadas por SANA enmarcan el comunicado de la alianza tripartita occidental en una prolongada campaña de amenazas, hipocresía y desinformación en su contra, cuya meta, según advierten, es dar apoyo a las bandas terroristas y armadas que operan en Siria.

Siria ha afirmado en varias ocasiones que considera el uso de armas químicas una acción inmoral, denuncia el uso de tales armas en cualquier lugar, bajo cualquier circunstancia y en contra de cualquier parte, y reitera que no posee armamento químico de ningún tipo”, señala un funcionario de la Cancillería siria citado por la agencia oficial de noticias SANA.

 

“Son los grupos terroristas quienes han utilizado tales armas, con apoyo directo por parte del Occidente y de algunos países de la región encabezados por Turquía y Arabia Saudí”, agrega un diplomático sirio.

En esta misma línea, los funcionarios señalan que el documento occidental puede ser un apoyo previo a un posible ataque químico de grupos terroristas, para luego acusar del mismo al Gobierno sirio y justificar una intervención extranjera en el país como el pasado 14 de abril, cuando Washington, París y Londres lanzaron un gran ataque aéreo.

El Gobierno de Damasco ha negado en reiteradas ocasiones haber usado armas químicas contra su pueblo y ha tachado estas acusaciones de “intento descarado de obstaculizar el avance del Ejército” frente a los grupos terroristas.

El pasado 10 de mayo, el presidente de Siria, Bashar al-Asad, volvió a recordar que Damasco destruyó todo su arsenal químico en 2013, como confirmó la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

mnz/mla/mjs/mkh

Comentarios