• El presidente sirio, Bashar Al-Asad (izda.), ofrece una entrevista al diario griego Kathimerini, 10 de mayo de 2018.
Publicada: jueves, 10 de mayo de 2018 5:29
Actualizada: jueves, 10 de mayo de 2018 7:44

El presidente de Siria, Bashar al-Asad, responsabiliza a Estados Unidos, Francia y el Reino Unido, junto con Arabia Saudí, Catar y Turquía, de provocar la crisis siria y dice que las acusaciones de uso de armas químicas por parte de fuerzas siras es una mera farsa contra el Ejército del país árabe.

En una entrevista concedida al periódico griego Kathimerini, Al-Asad ha denunciado que Damasco está luchando contra los terroristas, que cuentan con apoyo de EE.UU., Turquía y Arabia Saudí y ha hecho hincapié en que estos países occidentales y regionales son responsables del derramamiento de sangre del pueblo sirio.

“Parte de Occidente, principalmente Francia, el Reino Unido y Estados Unidos, y también Arabia Saudí, Catar y Turquía son responsables de esto (crisis siria). No es suficiente decir que hay sangre; este es un término muy general. Por supuesto que hay sangre; es una guerra (...) Aquellos que son responsables deben rendir cuentas”, ha aseverado.

El mandatario sirio también ha dejado claro que todo agresor u ejército, ya sea turco, francés o cualquier otro, será considerado enemigo siempre que entre en Siria de forma ilegal y ha recalcado que todos los que apoyan a los terroristas en el territorio sirio “obedecen a un maestro, el maestro estadounidense”.

Al ser preguntado sobre las acusaciones en su contra por el supuesto uso de armas químicas, Al-Asad ha recordado que Damasco ha destruido totalmente su arsenal químico en 2013, tal como lo confirmó la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), ha agregado.

Parte de Occidente, principalmente Francia, el Reino Unido y Estados Unidos, y también Arabia Saudí, Catar y Turquía son responsables de esto (crisis siria). No es suficiente decir que hay sangre; este es un término muy general. Por supuesto que hay sangre; es una guerra (...) Aquellos que son responsables deben rendir cuentas”, denuncia el presidente sirio, Bashar al-Asad, sobre el apoyo de estos países a los terroristas.

Occidente realiza tales acusaciones, ha agregado Al-Asad, con la intención de frenar los avances del Ejército sirio. “Cuando terminamos la guerra, alegaron que hemos usado armas químicas”, ha dicho para luego calificar estos señalamientos de una “farsa” y un “juego” que busca atacar el Ejército sirio ya que, “cuando los terroristas perdieron, EE.UU., Francia, el Reino Unido y sus otros aliados que quieren desestabilizar a Siria, perdieron una de sus cartas principales”.

En esta línea, según el mandatario, se enmarca el ataque del pasado 14 de abril de EE.UU. y dos de sus aliados occidentales contra Siria. “Fue para elevar la moral de los terroristas” y evitar que las fuerzas sirias liberen más áreas de las garras de los extremistas takfiríes que operan en el país árabe, ha dicho Al-Asad.

Respecto a las afirmaciones del presidente de EE.UU., Donald Trump, de que Washington ha cumplido su misión en Siria, Al-Asad, en tono irónico, ha precisado que la única misión cumplida ha sido su respaldo al grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe), como su ayuda para que escapen los cabecillas de esta banda de Al-Raqa (norte de Siria) a Deir Ezzor (este) y el ataque de las fuerzas estadounidenses contra el Ejército sirio a finales de 2016 en Deir Ezzor, justo cuando Daesh rodeaba la localidad.

“Si él (Trump) está hablando de destruir Siria, por supuesto, esa también es otra misión cumplida. Aunque usted hable de la lucha contra el terrorismo, todos sabemos fehacientemente que la única misión que EE.UU. ha estado realizando en Siria es apoyar a los terroristas”, ha recalcado.

ftn/ncl/alg

Comentarios