• Ciudadanos sirios se congregan en el lugar de un doble atentado con coche bomba en el barrio chií de Al-Zahra en Homs.
Publicada: lunes, 22 de febrero de 2016 18:20

El Ministerio sirio de Asuntos Exteriores denuncia el “silencio” del CSNU ante los recientes atentados, lo que según afirma, anima a los perpetradores a seguir con sus prácticas.

El silencio continuado y la falta de condena por parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) ante los actos terroristas alienta a los terroristas y sus patrocinadores a continuar cometiendo estos actos”, reza en dos misivas enviadas por la Cancillería siria al CSNU y la Secretaría General de las Naciones Unidas.

Según recoge este lunes la agencia oficial siria de noticias SANA, el Ministerio sirio ha recordado los atentados cerca del santuario de Hazrat Zeinab (la paz sea con ella), en la periferia meridional de Damasco (capital) y el barrio chií de Al-Zahra en Homs (centro), que de acuerdo a las últimas cifras del opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), se saldaron con la vida de al menos 184 personas.

El silencio continuado y la falta de condena por parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) ante los actos terroristas alienta a los terroristas y sus patrocinadores a continuar cometiendo estos actos”, afirma la Cancillería siria.

Daños causados tras atentados suicidas contra un mercado cerca del santuario de Hazrat Zeinab (la pas sea con ella) en Damasco.

 

En su misiva, Damasco acusa a Turquía y Arabia Saudí de apoyar al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), que asumió la responsabilidad de los atentados.

Siria exige que el CSNU y el secretario general de las Naciones Unidas condenen de inmediato y de forma severa los atentados terroristas, así como adopten medidas punitivas e impongan sanciones contra los países que financian y apoyan el terrorismo”, resalta la nota.

De hecho, el máximo órgano de decisión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) debe evitar que los referidos países continúen apoyando a los terroristas que corrompen la paz mundial y la seguridad.

Destaca que la mayoría de los fallecidos en este triple atentado en la periferia de la capital y las doble explosiones en Homs eran mujeres, menores y ancianos.

Siria sufre desde 2011 un conflicto armado que ha causado hasta el momento más de 260.000 muertes, mientras otras 12 millones de sirios necesitan asistencia humanitaria inmediata, según las cifras del OSDH.

mjs/ctl/nal

Comentarios