• Conozca otro efecto dañino del azúcar que no es ni la obesidad ni la diabetes.
Publicada: martes, 23 de enero de 2018 17:03
Actualizada: miércoles, 24 de enero de 2018 3:31

El consumo excesivo de azúcar, incluidas bebidas gaseosas y azucaradas, provoca más efectos negativos en el cuerpo que las cavidades dentales, la diabetes o la obesidad. Un estudio reciente revela que este hábito también daña el sistema sanguíneo y puede provocar una insuficiencia en los órganos internos.

El Departamento de Nutrición, Ejercicio y Deporte de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) ha realizado el estudio sobre 12 voluntarios para medir las consecuencias de tomar azúcar en diferentes formatos, de forma diaria, según informó el lunes The Copenhagen Post.

Durante dos semanas, los voluntarios ingirieron 225 gramos de azúcar diariamente, lo que equivale a 5 latas de refresco gaseoso. Al término de la prueba, los investigadores estudiaron su circulación sanguínea.

Los resultados mostraron que el bombeo de sangre a los pies disminuyó en un 17 % en comparación con los niveles anteriores a la prueba. Los nutricionistas destacan que los órganos vitales, como el cerebro y el corazón, son los primeros en sufrir un descenso acusado del flujo sanguíneo.

 

Sin embargo, los expertos llaman a no excluir por completo el consumo de azúcares, sino a abstenerse del hábito de su consumo excesivo, y llevar una dieta variada y moderada. Este sería un buen ejemplo del dicho “una vez al año, no hace daño”.

Para una persona adulta y saludable, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo diario de azúcar equivalente a unos 25 gramos (aproximadamente 6 cucharaditas de café).

La mayoría de los productos que ingerimos diariamente probablemente ya sumen esos 25 gramos de azúcar, por lo que su consumo extra tendría que estar totalmente excluido.

ask/anz/ftn/rba

Comentarios