• Unas estatuas simbólicas del hombre de Neandertal, en el museo de Neanderthal de Alemania.
Publicada: sábado, 13 de febrero de 2016 2:32

Científicos estadounidenses han confirmado que toda una serie de problemas de salud ―como la depresión y la adicción a la nicotina― está relacionada con la presencia de genes del hombre de Neandertal en nuestro ADN.

En 2010 ya se había descubierto que los genes euroasiáticos pueden sufrir de una serie de problemas de salud asociados con el ADN neandertal, después de que se confirmara que el 'Homo Sapiens' se había cruzado con el hombre de Neandertal.

Nuestro hallazgo principal es que el ADN neandertal realmente influencia los rasgos clínicos de los seres humanos: hemos descubierto la conexión entre el ADN neandertal y una amplia gama de características relacionadas con la inmunología, la dermatología, la neurología, la psiquiatría y enfermedades reproductivas", afirmó John Capra, científico evolucionista y autor principal de la investigación.

Pero el nuevo estudio publicado en la revista Science, es la primera investigación directa de ambos tipos de ADN y fue llevado a cabo por científicos de la Universidad de Vanderbilt (Tennessee, EE.UU.)

"Nuestro hallazgo principal es que el ADN neandertal realmente influencia los rasgos clínicos de los seres humanos: hemos descubierto la conexión entre el ADN neandertal y una amplia gama de características relacionadas con la inmunología, la dermatología, la neurología, la psiquiatría y enfermedades reproductivas", afirmó John Capra, científico evolucionista y autor principal de la investigación.

Problemas cardíacos o depresión tendrían relación con la presencia de genes del hombre de Neandertal en nuestro ADN, según estudio.

 

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores identificaron 135.000 variaciones genéticas del hombre de Neandertal en humanos modernos y después pasaron a un análisis del linaje de 28.000 europeos.

El estudio de datos reveló un total de 12 rasgos que heredaron los humanos de los hombres de Neandertal, entre los que se encuentran la depresión, al engrosamiento arterial, el riesgo de sufrir enfermedades del corazón, rasgos psiquiátricos positivos y negativos, así como la adicción a la nicotina.

De acuerdo con los científicos, a pesar de que el tabaco no llegó a Europa desde América Latina hasta hace relativamente poco, los genes del hombre de Neandertal son los que causan la mayor predisposición a la adicción.

myd/ncl/rba