• La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajarova. (Foto: Sputnik)
Publicada: jueves, 7 de octubre de 2021 19:03
Actualizada: jueves, 7 de octubre de 2021 19:38

La Cancillería rusa critica declaraciones “hostiles” del Reino Unido y su falta de visión en iniciar contactos constructivos para lidiar con ataques cibernéticos.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajarova, ha denunciado este jueves que la idea de la necesidad de incrementar los medios ofensivos en el ciberespacio y la información se ha introducido en la conciencia pública de los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) durante años.

Asimismo, ha censurado que el bloque militar infunda este plan, “bajo el pretexto de contrarrestar las amenazas que supuestamente provienen de nuestro país (Rusia)”, ha criticado Zajarova.

La diplomática ha reaccionado así a las declaraciones del secretario británico de Defensa, Ben Wallace, quien dijo que el Reino Unido llevaría a cabo ataques cibernéticos contra Estados hostiles que intentasen dañar a su país, incluso contra Rusia.

 

De acuerdo con la vocera, Moscú se ha opuesto sistemáticamente a la militarización del espacio informativo, y abogado por el uso de las tecnologías de la información y la comunicación solo para fines pacíficos.

A pesar de que Rusia está dispuesta a realizar consultas bilaterales con expertos, el Reino Unido prefiere declaraciones “hostiles, agresivas y simplemente desequilibradas y arrebatos infundados” en contra del país euroasiático, en lugar de contactos especializados constructivos, tal y como ha aseverado la diplomática.

“Moscú propone cooperar en todo el espectro de cuestiones de seguridad de la información internacional en lugar de recurrir a una retórica agresiva”, ha hecho hincapié Zajarova. En este sentido, ha llamado a los rivales de Rusia a no provocar una nueva carrera armamentista cibernética.

En 2018, la embajada rusa en el Reino Unido condenó el abanico de falsas acusaciones que Londres esgrime en su contra y calificó de ridículas sus afirmaciones sobre la creciente amenaza de ciberataques por parte de Moscú.

Con la escalada de tensiones entre Rusia y el Occidente —en gran parte debido a la crisis en Ucrania—, ha aumentado el cruce de acusaciones mutuas y los ciberataques les sirven de habitual arma arrojadiza.

mdh/ctl/fmk