• Un avión de combate F-35 sobrevuela la Casa Blanca en Washington, 12 de junio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 17 de enero de 2020 16:15

El canciller ruso asegura que el derribo del avión ucraniano tuvo lugar después de que EE.UU. enviara seis cazas F-35 a las fronteras de Irán.

“Tenemos informaciones que muestran que, tras el ataque de represalia de Irán contra las bases de EE.UU. en Irak, en el cielo justo en las fronteras de Irán, aparecieron al menos seis cazas F-35 estadounidenses”, ha declarado Lavrov este viernes, durante una conferencia de prensa.

De este modo, el jefe de la Diplomacia rusa ha enfatizado que el derribo del avión ucraniano en Teherán­ –que fue identificado como un misil de crucer­o– fue a causa de las tensiones que creó Estados Unidos y no fue intencional, “ya que tenemos información de que los iraníes estaban esperando un ataque por parte de EE.UU., y no sabían de qué manera”.

La tragedia del avión, ha proseguido el diplomático ruso, se trata de un error humano, ya todo el mundo ha entendido que no fue intencional, y las autoridades iraníes también admitieron que esto sucedió por error.

 

El 8 de enero, en una medida de represalia por la muerte del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución islámica (CGRI) de Irán el teniente general Qasem Soleimani, Irán atacó con misiles tierra-tierra de corto alcance la base aérea Ain Al-Asad, ubicada en la provincia occidental de Irak de Al-Anbar, y una base en Erbil, capital de la región del Kurdistán iraquí; ambas en poder de los norteamericanos.

Varias horas después del ataque a las bases, un Boeing 737 de Ukraine International Airlines se estrelló cerca del Aeropuerto Internacional Imam Jomeini, unos seis minutos después de despegar con rumbo a Kiev (capital de Ucrania), en el que murieron 176 personas. Tres días después, el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán admitió que el avión fue derribado por la defensa antiaérea de Irán, por un error humano, de manera involuntaria.

El presidente iraní, Hasan Rohani, por su parte, enfatizó que el derribo del avión ucraniano ocurrió en un momento en que las amenazas de Estados Unidos habían preparado el terreno para incidentes militares y había amenazado con “bombardear 52 centros culturales” de Irán si este lanzaba un ataque en venganza por el asesinato del general Soleimani.

Además, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, aseguró que la escalada de tensiones creada por el país norteamericano fue el detonante que llevó al derribo del avión de pasajeros ucraniano.

mrz/lvs/rba