• Vicecanciller de Rusia, Serguéi Riabkov, habala con los periodistas.
Publicada: miércoles, 26 de junio de 2019 14:08
Actualizada: miércoles, 26 de junio de 2019 17:41

Rusia advierte de que dará respuesta “militar” al aumento del despliegue de la OTAN cerca de sus fronteras tras salir Estados Unidos del Tratado INF.

El viceministro de Exteriores ruso Serguéi Riabkov ha arremetido este miércoles contra la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) por cumplir “órdenes de Washington” y acusar a Moscú de violar el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés) para aprovecharlo como “pretexto” a fin de incrementar su militarización de zonas adyacentes a Rusia.

Moscú, ha señalado Riabkov, observa con atención las actividades de la Alianza Atlántica relativas al Tratado INF y, si materializa sus amenazas, no dudará en responder con medidas militares.

“Cuando estas amenazas comiencen a materializarse en pasos concretos, por lo visto tendremos que tomar medidas compensatorias de carácter militar”, ha recalcado el diplomático ante la prensa.

A juicio de Riabkov, las acusaciones sin fundamento de la OTAN a su país forman parte de “una campaña de propaganda” para desviar la opinión pública de todo el mundo.

LEER MÁS: Rusia revela que EEUU viola el Tratado INF desde 2017

Cuando estas amenazas comiencen a materializarse en pasos concretos, por lo visto tendremos que tomar medidas compensatorias de carácter militar”, ha advertido el viceministro de Exteriores ruso Serguéi Riabkov sobre las amenazas de la OTAN en relación con el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés).

 

Estas declaraciones se hacen un día después de que el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, pidiera a Rusia que destruya antes de agosto un nuevo sistema de misiles, con el que según Estados Unidos se podrían lanzar ataques nucleares contra Europa occidental.

Los lazos bilaterales de Moscú y el bloque militar occidental llevan ya años tan convulsionados como en tiempos de la Guerra Fría. Rusia dio por terminadas en abril toda su cooperación militar y civil con la OTAN debido a su falta de voluntad para disminuir las diferencias.

LEER MÁS: Rusia anuncia el cese de todas sus cooperaciones con la OTAN

EE.UU., que encabeza la Alianza Atlántica, anunció el 1 de febrero el inicio de un proceso de retirada —que durará un total de seis meses— del Tratado INF, suscrito en 1987 entre EE.UU. y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), acusando a Moscú de violar sus términos.

Rusia ha criticado con duras palabras a Washington por “ignorar” todas las propuestas “constructivas” de Moscú para salvar el tratado y, en respuesta a la salida de EE.UU., ha anunciado que suspenderá su participación en el tratado e iniciará el desarrollo de un nuevo misil supersónico de medio alcance.

LEER MÁS: Rusia acusa a EEUU de ‘ignorar’ propuestas para salvar el INF

Además de alertar del peligro de “un conflicto mundial” si se rompe el pacto, el Gobierno ruso ha denunciado que la expansión militar de la OTAN cerca de sus fronteras supone una amenaza directa a su seguridad nacional y, por tanto, asegura que dará una respuesta contundente.

LEER MÁS: Rusia condena actividad “sin precedentes” de la OTAN en sus fronteras

msm/mla/tmv/rba

Comentarios