• Terroristas del Frente Al-Nusra (utoproclamado Fath Al-Sham) cerca de Alepo, Siria, 6 de agosto de 2016. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 3 de enero de 2019 14:40
Actualizada: jueves, 3 de enero de 2019 18:45

El Ministerio de Defensa de Rusia informa que en 2018 más de 23 000 extremistas fueron abatidos en Siria durante las operaciones antiterroristas.

“En 2018, más de 23 mil terroristas murieron en Siria, además de destruir 159 tanques, 57 vehículos blindados, más de 900 cañones y unos 3 mil vehículos equipados con ametralladoras pertenecientes a los grupos terroristas”, se lee en un comunicado emitido este jueves por la Cartera rusa.

La nota también reza que desde septiembre de 2015 —cuando Rusia empezó, a petición de Damasco, una campaña antiterrorista en Siria— fueron matados más de 87 000 terroristas, incluidos 830 de sus líderes, así como más de 4500 extremistas de la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

La CEI es un bloque internacional que incluye a la mayoría de las antiguas repúblicas de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), con excepción de las tres del Báltico (Estonia, Letonia y Lituania) y Georgia.

En 2018, más de 23 mil terroristas murieron en Siria, además de destruir 159 tanques, 57 vehículos blindados, más de 900 cañones y unos 3 mil vehículos equipados con ametralladoras pertenecientes a los grupos terroristas”, según un comunicado del Ministerio de Defensa de Rusia.

Según el comunicado del ministerio ruso, se destruyeron unos 1000 campamentos, 10 mil municiones y depósitos de combustible, 650 tanques y 700 vehículos pertenecientes a los terroristas en el país árabe.

El Ejército Árabe Sirio, en cooperación con las fuerzas de apoyo, ha establecido el control sobre 96,5 % de los territorios sirios, ha agregado.

Conforme al diario británico The Guardian, 2018 fue el año de la “victoria definitiva” del presidente sirio, Bashar al-Asad, en la guerra que atraviesa el país árabe, provocada por grupos terroristas y varios países regionales y occidentales.

La victoria también se evidencia en la reciente decisión de varios Estados de la Liga Árabe (LA), entre ellos, Emiratos Árabes Unidos (EAU), de normalizar sus relaciones diplomáticas con el Gobierno sirio y reabrir sus embajadas en Damasco (la capital siria), que habían sido cerradas como parte de una campaña de presión multinacional contra Al-Asad, que comenzó a partir del año 2011.

ftn/ktg/tmv/mkh

Comentarios