• Un misil está siendo cargado en el sistema Iskander-M.
Publicada: jueves, 3 de enero de 2019 1:16
Actualizada: jueves, 3 de enero de 2019 2:09

El Ejército ruso ampliará en 2019 su arsenal de misiles con capacidad nuclear Iskander-M, anuncia el Ministerio ruso de Defensa.

“En 2019, se completará el proceso de reequipamiento de las tropas de misiles de las fuerzas terrestres de Rusia con los sistemas de misiles Iskander-M”, ha informado este miércoles la citada Cartera en un comunicado.

La nota agrega que, de acuerdo con la orden dada por la Defensa estatal, el fabricante de los misiles entregará una unidad de los sistemas Iskander-M al Distrito Militar Occidental.

Según el Ministerio ruso de Defensa, los misiles Iskander-M están diseñados para realizar maniobras especiales a velocidades extremas y liberar señuelos para evitar todos los sistemas de defensa de misiles existentes.

Rusia, que ha ido aumentando progresivamente el número de pruebas de armas en los últimos dos años, planea probar cerca de 200 nuevos tipos de armas, conforme al texto ministerial.

En 2019, se completará el proceso de reequipamiento de las tropas de misiles de las fuerzas terrestres de Rusia con los sistemas de misiles Iskander-M”, informa el Ministerio ruso de Defensa.

 

Lanzado en 2018, el programa estatal de armamento busca mejorar las defensas alrededor de instalaciones militares críticas, mientras desarrolla nuevas armas y equipamientos militares, que incluyen equipos de inteligencia, sistemas de guía de armas de precisión y armas hipersónicas y supersónicas.

“A medida que se están tomando medidas para implementar el programa de rearme estatal, la gama de artículos probados se ampliará en los próximos dos años”, dice el Ministerio ruso de Defensa.

Mientras tanto, miles de fuerzas militares rusas realizaron el martes un importante ejercicio antiterrorista en el Distrito Militar del Sur del país. También se evaluó su capacidad para responder a ataques radiactivos, químicos y biológicos.

Los simulacros exploraron tácticas para contrarrestar los cruces ilegales hacia territorios militares. Los marines y buques de guerra rusos de la Flota del Mar Negro y la Flotilla del Mar Caspio también se ejercitaron para combatir a los terroristas y evacuar al personal civil.

En los últimos años, el país euroasiático ha modernizado gran parte de su armamento, incluidos misiles, cazas y tanques, para hacer frente a los posibles desafíos a su seguridad, y ha probado muchas de esas nuevas armas en sus operaciones antiterroristas en Siria.

lvs/anz/fdd/rba

Comentarios