• El portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, ofrece un discurso en Moscú (capital).
Publicada: martes, 4 de diciembre de 2018 7:14
Actualizada: martes, 4 de diciembre de 2018 11:35

Rusia rechaza las acusaciones de Ucrania sobre supuestos planes de Moscú para apoderarse de los puertos del mar de Azov y las califica de “absurdas”.

“Se trata de una declaración totalmente absurda, de hecho, es un nuevo intento de aumentar aún más la tensión”, criticó el lunes el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, según recoge la agencia local de noticias Sputnik.

El domingo, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, acusó a Moscú de intentar anexarse toda Ucrania para construir un corredor terrestre entre la región ucraniana de Donbás y Crimea.

En declaraciones formuladas a los periodistas en Moscú (capital rusa), Peskov puso de relieve las afirmaciones “infundadas” del mandatario ucraniano que tienen por meta impulsar su posición antes de las elecciones presidenciales de Ucrania de marzo de 2019.

“Rusia nunca ha ocupado nada ni ha creado ningún tipo de corredores, se trata de una declaración totalmente infundada y de una acusación contra Moscú”, subrayó el vocero ruso.

Se trata de una declaración totalmente absurda, de hecho, es un nuevo intento de aumentar aún más la tensión”, señala el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en alusión a la acusación de Kiev sobre supuestos planes de Moscú para anexarse toda Ucrania.

 

Además, en otra parte de sus declaraciones, Peskov se refirió a las acusaciones de Kiev de que Rusia está bloqueando el tránsito hacia puertos ucranianos en el mar de Azov, y aseguró que la navegación continúa con normalidad excepto por las ocasionales suspensiones debido al mal clima.

“No se corresponden con la realidad, existe un procedimiento para informar a la administración del puerto de Kerch, por eso aquí no hay ninguna restricción”, recalcó, antes de aseverar que en la región existe “una navegación internacional bastante intensa”.

Las tensiones entre ambos países han aumentado tras la detención, el 25 de noviembre, por parte de las fuerzas de la Guardia Costera rusa, de tres buques militares ucranianos que estaban intentando cruzar el paso del estrecho de Kerch, en la estratégica zona del mar de Azov, entre la península de Crimea y el sureste de Ucrania.

Por su parte, Moscú dice que Kiev violó el derecho internacional al usar “métodos peligrosos” en las aguas territoriales rusas de Crimea, adherida en 2014 a la Federación Rusa.

fmk/ktg/mnz/rba

Comentarios