• La portavoz de la Cancillería de Rusia, María Zajarova, durante una rueda de prensa en Moscú, la capital.
Publicada: lunes, 25 de junio de 2018 9:48

La portavoz de la Cancillería de Rusia, María Zajarova, resalta el fracaso del plan de EE.UU. para derrocar al Gobierno del presidente de Siria, Bashar al-Asad.

En una entrevista concedida el domingo a la cadena rusa de televisión RT, Zajarova cuestionó verdaderos objetivos de la llamada coalición contra EIIL (Daesh, en árabe), dirigida por Washington en Siria.

“La principal meta de la coalición encabezada por Washington ha sido el derrocamiento de Bashar al-Asad, y esto fue muy claro desde el principio”, señaló la vocera del Ministerio de Exteriores de Rusia.

En esta misma línea, indicó que todas las medidas de la coalición estadounidense en el suelo sirio estaban destinadas a tensar la situación en el país; como realizar actos provocativos para luego acusar a Damasco de perpetrarlos y de este modo ilegitimar a Al-Asad.

No obstante, aseguró que tal tarea ha fallado, pese a miles de millones de dólares que gastaron países occidentales y sus socios regionales. “Sabemos muy bien qué países contribuyeron a este plan”, apostilló sin identificarlos.

La principal meta de la coalición encabezada por Washington ha sido el derrocamiento de Bashar al-Asad, y esto fue muy claro desde el principio”, señaló la vocera del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajarova.

 

Acusó a Washington de estar detrás de la creación de bandas extremistas y armadas en Siria, a quienes apoyaba con tal de alcanzar su objetivo principal: derrocar al Gobierno sirio.

Pero este complot también ha fracasado debido a los significativos logros del Ejército sirio contra las agrupaciones terroristas; una victoria reconocida aun por el propio Washington y sus aliados occidentales.

El Gobierno de Damasco, que está en vías de acabar definitivamente con los grupos terroristas, denuncia como ilegal la presencia militar de EE.UU. en su territorio y añade que Washington busca prolongar la crisis en este país.

En varias ocasiones, EE.UU. y sus aliados han lanzado ataques contra las fuerzas sirias y han dificultado sus operaciones antiterroristas, algo de lo que se ha beneficiado Daesh y, a través de lo cual, ha conseguido mantener el control de las zonas que aún ocupa.

mnz/ktg/mjs

Comentarios