• Unidades de misiles balísticos de las Fuerzas de Misiles Estratégicos de Rusia.
Publicada: miércoles, 17 de febrero de 2016 15:07
Actualizada: miércoles, 8 de marzo de 2017 11:58

Las Fuerzas de Misiles Estratégicos de Rusia han dado inicio este miércoles a una serie de ejercicios militares con especial énfasis en neutralizar ataques dotados con armas químicas de Estados Unidos.

Las maniobras, que se llevan a cabo en gran parte del territorio ruso, prevén la respuesta a simulados ataques de grupos subversivos dotados del agente nervioso VX, un arma química que actualmente solo posee Estados Unidos.

En los ejercicios participan unos 50 puestos de mando de nivel táctico y táctico-operacional. El ejercicio se lleva a cabo de acuerdo con el calendario de maniobras de las Fuerzas de Misiles Estratégicos en ocho divisiones de misiles desde Tver [en Rusia occidental] hasta la región de Irkutsk [en Siberia]", se lee en un comunicado difundido por el Ministerio de Defensa de Rusia.

La producción y la posesión del agente nervioso VX, considerado como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como una arma de destrucción masiva, están prohibida por la Convención sobre Armas Químicas de 1993.

"En los ejercicios participan unos 50 puestos de mando de nivel táctico y táctico-operacional. El ejercicio se lleva a cabo de acuerdo con el calendario de maniobras de las Fuerzas de Misiles Estratégicos en ocho divisiones de misiles desde Tver [en Rusia occidental] hasta la región de Irkutsk [en la Siberia]", se lee en un comunicado difundido por el Ministerio de Defensa de Rusia.

Según la Defensa rusa, las Fuerzas Aeroespaciales, el Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB, por sus siglas en inglés) y varias brigadas de Spetsnaz GRU —unidad de operaciones especiales del GRU (Departamento Central de Inteligencia)— también participan en los ejercicios.

En estas prácticas ante supuestos objetivos enemigos, las fuerzas rusas también usarán misiles balísticos intercontinentales RS-12M Topol, capaces de trasportar ojivas nucleares de unos 550 kilotones. 

El principal objetivo de estos ejercicios es reforzar la preparación de las fuerzas rusas y evaluar el tiempo que les llevaría en responder una ofensiva con agentes químicos y armas biológicas.

Las relaciones entre Rusia y Estados Unidos y los aliados de este último en Europa han ido empeorándose en gran medida a raíz del conflicto en el este de Ucrania e incluso han llegado a sus niveles más bajos desde la Guerra Fría.

En varias ocasiones, tanto Rusia como EE.UU. y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) han llevado a cabo ejercicios militares destinados a confrontar enemigos ficticios cerca de las fronteras europeas de Rusia. Ambas partes consideran estas maniobras de actos provocativos.

hgn/ncl/nal

Comentarios