• Tropas de la la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en las fronteras de Rusia.
Publicada: lunes, 22 de junio de 2015 10:05

Un alto funcionario de seguridad de Rusia advierte de que algunos ejercicios militares que realiza la OTAN son más provocaciones que maniobras.

"Algunas acciones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) parecen más a provocaciones que a maniobras", señaló el domingo el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolai Patrushev.

En particular Pátrushev se refirió a las maniobras Siil, que los miembros de la OTAN realizaron en mayo, cuando el mundo celebraba el 70 aniversario de la victoria en la Segunda Guerra Mundial.

"Algunas acciones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) parecen más a provocaciones que a maniobras", señaló el domingo el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolai Patrushev.

Asimismo, al asegurar que Rusia “se mantiene discreta” ante la conducta de la OTAN, criticó que el Occidente tiende a “instigar histeria” cada vez que aviones rusos aparecen en el espacio aéreo internacional cuando solo están de vigilancia.

El secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolai Patrushev.

 

En este sentido denunció que "EE.UU. y la OTAN son más agresivos respecto a Rusia y concentran sus tropas cerca de las fronteras de su país, lo que amenaza no solo a Rusia, sino también a sus aliados".

El pasado 4 de mayo, la OTAN inició uno de sus  más amplios ejercicios antisubmarinos en el mar del Norte, en medio de las crecientes tensiones con Rusia por la crisis ucraniana. Estados Unidos, el Reino Unido, Alemania, Letonia, Polonia y Suecia participaron en esa maniobra realizada en Estonia, Lituania y Noruega cerca de las fronteras de Rusia, en víspera del llamado Día de la Victoria en la Segunda Guerra Mundial.

Tras el agravamiento de la situación en Ucrania, la OTAN aumentó su actividad naval cerca de las fronteras de Rusia, en particular en los mares Negro y Báltico.

Rusia ha expresado en reiteradas ocasiones su preocupación por el aumento de la presencia militar de la OTAN cerca de sus fronteras.

El pasado 18 de abril, el viceministro ruso de Defensa, Anatoli Antonov, denunció que Washington y la OTAN usan la crisis ucraniana como pretexto para acercarse a la frontera con Rusia.

Kiev y sus aliados occidentales acusan a Moscú de apoyar a los independentistas del este de Ucrania; Moscú, por su parte, rechaza tales alegatos y denuncia el despliegue militar de la OTAN en Europa Oriental.

fdd/nii/